"La educación tiene que ser de contacto con el profesor y los alumnos, enseñándoles, no estando en casa solos"
Cyl dots mini

"La educación tiene que ser de contacto con el profesor y los alumnos, enseñándoles, no estando en casa solos"

La consejera Rocío Lucas reafirma su apuesta por la presencialidad: "No podíamos pensar que desde el minuto '0' los alumnos tenían que estar el curso en sus domicilios, eso no es educación, eso es otra cosa". Se mantendrá el refuerzo de 1.300 docentes todo el curso y las medidas, ya que los menores de 12 años no se vacunan, y el control de calidad del aire

La consejera de Educación, Rocío Lucas, durante la entrevista. Foto: A. Santana

A poco más de un mes para iniciarse, Castilla y León tiene listo todo el dispositivo para afrontar el curso escolar 2021/2022 que empezará con medidas Covid, cuya eficacia ha sido notable, y que podría ser 'normal' si la vacunación avanza y la pandemia remite. Para la consejera de Educación, el hecho de que las clases hayan sido presenciales todo el curso pasado y el que viene es clave.

 

A fecha de hoy, ¿podemos dar por satisfactoriamente finalizado el curso Covid?

Pues sí, hemos completado un curso complicado y complejo, pero podemos estar razonablemente satisfechos. El objetivo es que los niños volvieran a las aulas. Habíamos pasado el tercer trimestre del curso anterior con un confinamiento completo, los niños llevaban esos tres meses y otros tres de vacaciones, seis meses, sin estar en las aulas y teníamos que hacer todo lo que estuviera en nuestras manos para que volvieran a las aulas, para que el sistema educativo cumpliera su objetivo, ese derecho a la educación, y estuvieran plenamente atendidos no sólo desde el punto de vista académico sino desde el punto de vista emocional y afectivo.

 

 

Desde el Gobierno de la Junta con el presidente a la cabeza hicimos todo lo necesario para que el compromiso fuera la presencialidad, la presencialidad segura con todas las medidas necesarias. Lo planteamos también con el Ministerio de Educación en un acuerdo general para ir a la presencialidad, aunque luego casi sólo Castilla y León comenzó el curso en septiembre con el 100% de presencialidad en todas las etapas educativas, desde Infantil a la FP, y también en la universidad donde también hemos sido un referente en la presencialidad segura. Hicimos todo lo necesario, pusimos distancia en las aulas, si no pueden ir por la mañana en algún caso podían ir por la tarde; contratamos más limpieza y transporte, los equipos Covid de rastreo para determinar la infección y aislar los casos... hicimos todo el esfuerzo con un importante compromiso de los equipos directivos, de los docentes y de las familias, y con un comportamiento ejemplar de los alumnos: hay que poner de manifiesto la gran labor que han hecho.

Podemos estar razonablemente satisfechos. No hemos tenido que cerrar ningún centro, incluso en los momentos de mayor virulencia epidemiológica teníamos un 2% de las aulas cuarentenadas y ha sido gracias al esfuerzo de toda la comunidad educativa.

 

"No podíamos pensar que desde el minuto '0' los alumnos tenían que estar el curso en sus domicilios, eso no es educación, eso es otra cosa"

 

Cuando esto empezó, ¿las tenía todas consigo?

Nunca tienes el 100% de la seguridad, nunca puedes saber todo lo que va a pasar. Sabíamos que el virus en los niños no causa tanta infección, que era muy leve y que no se producía tanto contagio, que la mascarilla era un elemento que contenía la transmisión, que la distancia de seguridad en sitios cerrados mejoraba el control... y teníamos seguro que lo teníamos que intentar. Teníamos claro que no podíamos pensar que desde el minuto '0' los alumnos tenían que estar en sus domicilios, eso no es educación, eso es otra cosa, teníamos que hacerlo aunque se estuviera un mes o lo que fuera. Sí que sabíamos cómo impactaba en los alumnos. Veníamos del verano con una incidencia flojita en septiembre con lo cual teníamos que hacer todo el esfuerzo para que se produjera esa vuelta de los alumnos a las aulas, ese contacto y ese derecho a la educación. Teníamos que hacer todo el esfuerzo y es lo que hicimos.

Luego ya vimos que si las medidas se ajustaban al protocolo, se podía conseguir. Vimos que podíamos controlar a los alumnos con una supervisión porque Sanidad estaba sobrecargado. Vimos que se podían poner medidores de CO2 para controlar la calidad de la ventilación en las aulas. Cada paso que dábamos, mejoraba la permanencia del sistema educativo en las aulas. Y el resultado final es que hemos concluído el curso razonablemente satisfechos.

 

La educación como es, tiene que ser de contacto con el profesor y los alumnos, enseñándoles, no estando en casa solos

 

Todo este tiempo, Castilla y León ha tenido muy claro que quería presencialidad, hay mucha gente que dice que la educación a distancia no es la que debe ser...

En el derecho a la educación la presencia del profesor y el contacto en el aula son fundamentales. Tuvimos que hacer en confinamiento domiciliario un trimestre online, en una situación excepcional con limitación de todos los derechos fundamentales, también el de educación, con la limitación exacta de hacaerlo online. Cuando se supera el primer estado de alarma, es la vuelta a la educación como es, tiene que ser de contacto con el profesor y los alumnos, enseñándoles, no estando en casa solos. La educación es enseñar, aprender conocimientos, es las dudas que te surjan plantearlas al profesor... teníamos que volver a ese sistema, ese es el derecho a la educación.

 

 

La educación tiene que ser presencial...

Es que no hay otra forma de educación, lo otro es limitar el derecho a la educación y se permitió por el estado de alarma. La educación es presencial y no hay otra forma, especialmente en el ámbito no universitario, que tiene otro tipo de recursos online. Eso no significa que la educación no universitaria no tenga que introducir elementos online, claro, pero dentro del proceso de aprendizaje que es fundamental, se tiene que interactuar en las clases. Este curso se han hecho clases en online, pero con el profesor delante de los alumnos explicando en 'Teams' o 'Zoom'. Teníamos que hacer todo y más para que la educación fuera presencial, de hecho en otras comunidades ha sido semiprensencial, no hay sido 100% online en ninguna comunidad.

 

A fecha de hoy, ¿estamos seguros de que el curso va a empezar con las medidas diseñadas en junio?

En una situación de pandemia, la seguridad al 100% no la tienes. Sí que tenemos mayor seguridad porque contamos con un elemento que no teníamos que son las vacunas. En agosto del curso pasado ni septiembre del curso pasado no lo teníamos. Desde la Junta y con el Gobierno de Mañueco a la cabeza hemos querido que el curso sea igual de seguro, aún cuando el ministerio planteó que algunas medidas se podían relajar.

No hemos querido relajar ninguna medida, queremos que la educación sea otra vez presencial y segura y en junio ya planteamos que queríamos un curso igual, con distancia de 1,5 metros, refuerzo de limpieza, de comedor, refuerzo de profesores, equipos Covid... porque queríamos dar a la Educación toda la importancia que se merece.

 

Una vez que contratas un profesor y le adjudicas un grupo, ese grupo y ese contacto se tiene que mantener durante el curso, no podemos estar estructurando y reagrupando a los alumnos constantemente, eso es falta de calidad

¿Cambiará algo si se empieza a vacunar a los jóvenes de 12 años en adelante?

Nosotros el curso ya lo vamos a organizar así. Una vez que contratas un profesor y le adjudicas un grupo, ese grupo y ese contacto se tiene que mantener durante el curso, no podemos estar estructurando y reagrupando a los alumnos constantemente, eso es falta de calidad y falta de seguridad jurídica a una plaza que estás adjudicando. ¿Que haya mejoras en cuanto al uso o no de mascarillas? Eso ya lo determinarán las autoridades sanitarias y nos iremos adaptando. Y tenemos que tener en cuenta que la pauta de vacunación está pensada para alumnos de 12 años en adelante, para los menores no está prevista pauta de vacunación, así que seguimos teniendo que mantener medidas.

 

¿A cuántos profesores extra va a contratar Educación para el próximo curso?

Este curso pasado hemos tenido unos 1.300 profesores a mayores para mantener las medidas de seguridad y nos hemos planteado mantener los mismos. Si el número de alumnos se mantiene, que ahora lo veremos porque estamos en el proceso de admisión, es parecido evidentemente el número de profesores de refuerzo será parecido.

 

Las contrataciones extra, ¿serán para todo el curso?

En principio, sí, tiene que durar todo el curso. Cuando adjudicas una plaza a un profesor lo haces para el curso completo. El curso pasado ya no hicimos esos contratos de tres en tres meses que han hecho otras comunidades, que perjudicaban la calidad y también el compromiso del propio profesor: si no sabes cuánto va a durar tu contratación... Hay comunidades que tuvieron problemas cuando quisieron aumentar la presencialidad tener acceso a profesores por las contrataciones a tres meses. Para dar calidad y que ese alumno tenga contacto con el profesor y continuara toda la etapa educativa, lo vamos a mantener todo el curso. Los profesores estarán contratados para todo el curso.

 

El curso pasado hemos tenido 1.300 profesores a mayores para mantener las medidas de seguridad y vamos a mantener los mismos

 

Se da la circunstancia de que, esta situación excepcional, ha obligado a rebajar ratios a los niveles que siempre se han considerado óptimos, ¿eso se puede mantener?

Con carácter general Castilla y León tiene una ratio inferior a la media ordinaria. Si la ratio general son de Infantil 25, Secundaria 30 y Bachillerato 35, ya tenemos una ratio inferior. En la medida que tenemos una gran dispersión, muchos centros educativos en el mundo rural, tenemos 1.300 centros, para una población escolar de 350.000 alumnos, conlleva que tenemos una ratio inferior de la media, bastante inferior.

 

Tenemos 1.300 centros, para una población escolar de 350.000 alumnos, conlleva que tenemos una ratio inferior de la media, bastante inferior

Cuando hablamos del metro y medio, depende del tamaño de las aulas. Al tener 1.300 centros educativos, tenemos que adaptar el número de alumnos por aula, pero eso no significa que tengan que ser 12 o 15. Es bueno que haya reducción de ratio, pero eso no significa que estas ratios de ahora se mantengan porque a veces dependen también del tamaño de las aulas. Tampoco está claro que pedagógicamente puedas tener a alumnos en espacios que no son clases ordinarias. Tendrá que reconducirse a una situación de normalidad y estamos abordando la rebaja de la ratio con los sindicatos.

 

 

Le pregunto por esto porque siempre se habla de la reducción de ratios como ideal, pero eso tiene un coste...

Todo tiene impacto presupuestario en cualquier servicio público, implica contratar más profesionales, eso conlleva que tengas que analizar muy bien el impacto de cualquier medida.

 

Respecto al decreto de interinos, que tiene influencia en el ámbito educativo, ¿cómo puede afectar esto a futuro?

 

El decreto de interinos da un plazo de un año para adaptarse, pero tenemos que reunir la comisión de personal porque impacta considerablemente en el ámbito educativo

 

Lo que le hemos dicho al Ministerio de Educación, que tiene que convocar cuanto antes la comisión de personal. Precisamente la semana pasada estuvimos con la ministra Pilar Alegría y en ruegos y preguntas planteé que teníamos que abordar el efecto del decreto de interinos en el ámbito de los docentes. Es cierto que la norma estatal da un plazo de un año para adaptarse, pero tenemos que reunir la comisión de personal porque impacta considerablemente en el ámbito educativo. 

Tenemos que ver cuál es el planteamiento del Ministerio y haremos las alegaciones. De momento no nos ha transmitido cómo quiere adaptar esa norma general al ámbito educativo que tiene sus peculiaridades y sus situaciones muy distintas al ámbito de la administración general. Los profesores interinos que comienzan un curso no tienen por qué estar en la misma plaza todos los cursos, pero el sistema educativo tiene que tener funcionarios e interinos. Puedes sacar ofertas de empleo público, pero las que quedan desiertas las tienes que cubrir con personal interino: es un servicio público que hay que atender, los alumnos tienen que estar con profesores.

 

Hace años que se intenta rebajar la interinidad, pero el sistema educativo tiene un nivel estructural del que no se puede bajar...

Evidentemente, todas las ofertas, las plazas que tienes vivas y que estás sacando, como las 1.400 plazas de este año, que no se han cubierto todas, tienen que ser de interinos. Pero es que también hay plazas que son estructurales, porque se matriculan más alumnos en un sitio y tienes que atenderles, eso no lo puedes hacer con un titular de plantilla, porque no conoces tu necesidad... estaríamos contantemente moviendo plazas, creando y suprimiendo. Es un tema que tenemos que abordar en detalle.

 

En la reciente oferta de plazas, y tras las oposiciones, ha quedado un número considerable de plazas sin cubrir. ¿Qué ha pasado?

Han quedado plazas en especialidades concretas, en otras ha habido más aprobados que plazas disponibles. ¿Qué ha ocurrido? El tribunal es el que decide quien aprueba y quien suspende en una oposición, y ahí la consejería lo único que hace es nombrar tribunales y darles la logística, pero el tribunal es soberano y decide si el opositor tiene los conocimientos necesarios. Pasa en el ámbito educativo y en cualquier otro ámbito de la administración, y no ha pasado sólo en este curso, pasa en otros cursos.

 

Los medidores de CO2 han sido útiles para decidir cuándo ventilar y mantener la temperatura necesaria en los inviernos de nuestra comunidad

 

Durante el curso se implantó un sistema de control de calidad del aire. ¿Qué resultados ha dado? ¿Se va a mantener?

Se mantendrá el control con medidores de Co2 porque ya están adquiridos. Han sido útiles para decidir cuándo ventilar y mantener la temperatura necesaria en los inviernos de nuestra comunidad. Sí que han servido para ver cuándo mejora o empeora la calidad del aire.

 

¿La pandemia ha traído mayor interés por la escuela de tipo rural, por las distancias y el número de alumnos?

Sí hemos tenido mayor interés y matrícula en localidades de Ávila y Segovia. El otro día en El Espinar, se habían matriculado un centenar largo de alumnos más procedentes de Madrid según me comentó el director del instituto.

 

Bajada de tasas universitarias: ¿da por cumplido el compromiso de rebajar su precio con respecto a otras comunidades?

Sí, nuestro compromiso era ir reduciendo las tasas hasta la media de las comunidades y no sólo eso, sino llevarlas al nivel del curso 2011/2012. Teníamos dos cursos más para hacerlo y lo hemos querido adelantar y este curso ya lo cumplimos. Con esa bajada del 2,8% y el 25% de los cursos anteriores se ha producido una bajada de tasas hasta el nivel del curso 2011. Ha tenido un impacto de 3 millones de euros esta bajada de este año, 17 millones de euros con los anteriores, que es lo que las universidades dejan de percibir por tasas y que la Junta compensa. También hemos mejorado no sólo los grados, sino también los másteres habilitantes y no habilitantes, con una bajada del 28 y el 18%, respectivamente.

 

Con los datos de admisión que tenemos, en las universidades públicas de Castilla y León ha impactado en un 30% más de alumnado que se ha presentado a la admisión

 

Esto tiene un objetivo de fondo, que es hacer más competitivos los precios de las universidades públicas de Castilla y León para aumentar su matrícula, ¿esto se ha conseguido?

De momento, con los datos de admisión que tenemos, en las universidades públicas de Castilla y León la rebajada de tasas ha impactado en un 30% más de alumnado que se ha presentado a la admisión, con lo cual sí está habiendo más interés, y no sólo por las tasas: hemos ido a un sistema de presencialidad, las universidades no han estado cerradas este curso, no han estado en online, y muchos alumnos eso lo han valorado de forma muy positiva, y así nos lo han transmitido los rectores. Ha sido uno de los detonantes para que este próximo curso haya habido una mayor demanda de alumnado en las universidades públicas.

 

¿Le gustaría que existiera un plan estatal de enseñanza del español y que no se produjera una competencia entre comunidades?

Me gustaría que el Gobierno ejerciera sus competencias y hubiera mayor coordinación y que hubiera un plan estatal no sólo para el español, sino para el sistema educativo, que hubiera un pacto por la educaicón y que no estuviéramos constantemente a expensas de modificaciones, de una ley y otra ley. Me gustaría que ejerciera más sus competencias, que no delegara tanto en competencias para dar una mayor uniformidad y apostar por la igualdad entre los españoles.

 

No podemos ir a 17 modelos de titulación de la ESO, no podemos ir a 17 modelos de la EBAU, a 17 modelos educativos...

 

En ese tema que me planteas, las modificaciones continuas que estamos viendo de la LOMLOE y el desarrollo que tiene, vamos a sistemas completamente contrarios a un estado autonómico, en el que hay unas competencias básicas y competencias de desarrollo. No podemos ir a 17 modelos de titulación de la ESO, no podemos ir a 17 modelos de la EBAU, a 17 modelos educativos... sí que me gustaría que el Gobierno tomara sus competencias en colaboración con las comunidades y que ejerciera esa cogobernanza, que fuera real, no solamente de oídas o de reuniones que luego se traducen en nada material. Tenemos borradores de normas que no cambian una coma desde la primera reunión hasta que finalizan, y por el camino hemos tenido 17 reuniones. Eso no es cogobernanza ni apostar por un modelo de cooperación.

 

Con lo bien que ha ido aparentemente la coordinación para las medidas de pandemia en educación...

Hay una diferncia abismal entre la gestión de las medidas Covid y cómo se ha aprobado la LOMLOE, en pleno estado de alarma, sin contacto con las comunidades, sin escucharnos... Y cómo se está tramitando ahora la ley de FP, que sí que se nos ha escuchado, pero no se nos tiene en cuenta para absolutamente nada. A eso me refiero: debería ejercer más la escucha activa con compromiso de luego incorporar las propuestas que hacemos.

 

En esa situación está también la selectividad.

Tenemos un sistema de distrito universitario único en el que cualquier alumno se puede matricular en cualquier universidad del territorio nacional, que eso es positivo, pero luego tenemos 17 modelos de EBAU. Tenemos que ir hacia modelos uniformes y comunes en aspectos que son comunes para tener igualdad entre todos los españoles.

 

Tener buen nivel no ha perjudicado nunca a nadie, es positivo, al final nuestro alumnos cuando tienene oportunidades fuera de la comunidad autónoma van con ventaja

 

¿Siente que a los alumnos de Castilla y León les perjudica tener un buen nivel y una EBAU exigente?

Tener buen nivel no ha perjudicado nunca a nadie, es positivo, al final nuestro alumnos cuando tienene oportunidades fuera de la comunidad autónoma van con ventaja. Eso es bueno, pero debería ser con carácter general para todos. Deberíamos tener un sistema educativo sólido, comprometido con el aprendizaje y la enseñanza, porque luego los alumnos tienen las puertas abiertas a nivel global. El informe PISA nos dice hacia dónde tenemos que ir.

 

¿Está hablando de más exigencia?

Estoy hablando de conocimiento, de que aprendan lo que les transmiten los docentes y que se exija ese conocimiento porque luego el mundo laboral es competitivo y tenemos que competir no sólo con comunidades, sino con el resto de países.