La edad... ¿qué dilema, no?

Humor de Álvaro