La dura historia Ainhoa, la niña salmantina de siete años, que ha pasado tres meses sin dormir por una enfermedad rara

El Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte (Salamanca) ha organizado una gala solidaria para recaudar 12.000 euros y así comprar un perro de asistencia que haría más fácil la vida diaria de esta pequeña que sufre una enfermedad rara. 

Ainhoa en el parque

Ainhoa tiene siete años. Para cualquier padre tener un hijo es toda una bendición, pero a veces la cosa se complica un poco. Elisabeth y David viven en Villaflores (Salamanca), desde que su hija nació comenzaron a ver que algo no iba bien. "Cuando nació se quedó sin oxígenos, a los nueve meses no se sentaba, le poníamos almohadas para que no se cayera, con 16 meses empezó a andar, a hablar empezó con cuatro años, todo ha sido muy tardío", lamentan.

 

La pequeña padece el síndrome de microdeleción, una anomalía cromosómica tipificada como enfermedad rara y que produce, entre otros problemas, retraso del desarrollo, retraso mental leve o moderado, problemas del lenguaje, desórdenes neuropsiquiátricos, autismo, trastorno de déficit de atención e hiperactividad, ansiedad y cambios de humor y defectos congénitos del corazón.

 

Fue gracias a la cuidadora de la guardería donde la llevaban que finalmente descubrieron de que Ainhoa tenía un problema, llegó el momento de dejar de mirar hacia ortro lado. Del servicio de Urgencias les derivaron a Neurología, allí le diagnosticaron hiperactividad y retraso madurativo y así durante años "hasta que nos cansamos", añade.

 

Tras pasar a Psiquiatría en Salamanca, con el mismo diagnóstico, decidieron llevarla al hospital Niño Jesús de Madrid donde le hicieron una prueba que recibe el nombre de Array, un examen amplio y completo, donde finalmente les dijeron que tenía una enfermedad rara llamada microdeleción.

 

Según Elisabeth, "Ainhoa tiene ataques de ansiedad muy fuertes que no logramos calmar, está medicada pero aun así ha estado tres meses sin dormir, da gritos toda la noche y se mete en la habitación de su hermano Iker al que tampoco deja descansar".

 

Al parecer, "controlarla por la calle es también muy complicado, se tira encima de los coches", dice con la voz entrecortada. Asegura que ha tenido que renunciar a su vida "he dejado mi trabajo y estoy en tratamiento psicológico, mi marido, además, trabaja con un camión, es muy duro". 

 

Ahora, desde el Ayuntamiento de Peñaranda se ha organizado una gala solidaria el próximo 28 de diciembre para conseguir un perro de asistencia para la pequeña Ainhoa, "lograría mejorar nuestra vida, sobre todo la mi niña. "Cuando se depierta por la noche, este perro, que escucha los latidos de su corazón, pone su lomo en su cabeza y le para los ataques. Además, cuando camine por la calle, irías atado su cintura y evitaría cruces indebidos". 

 

El objetivo de esta iniciativa es ayudar a su familia a recaudar los 12.000 euros que cuesta el animal, algo inasumible en estos momentos para la familia. Recibirlo, sin duda, será el mejor regalo de Reyes. 

Comentarios

Anónimo 27/12/2018 16:11 #1
Hay algún número de cuenta donde poder ayudar?

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: