La duda en los colegios: ventanas abiertas en invierno o miedo a contagios de Covid por el aire
Cyl dots mini

La duda en los colegios: ventanas abiertas en invierno o miedo a contagios de Covid por el aire

La evidencia de que el coronavirus se propaga por el aire complica el invierno en los colegios. Ya hay instrucciones para ventilar de manera permanente, pero no para dar clase con la ventana abierta, algo que podría generar problemas de salud cuando bajen las temperaturas.

Las evidencias científicas respaldan cada vez más que el coronavirus que provoca la enfermedad del Covid se puede transmitir por el aire igual que lo hace por las gotitas que expulsamos al hablar o por superficies. Es decir, que el virus puede permanencer en el aire y es necesaria una gran ventilación, lo que refuerza todavía más la recomendación de no permanecer en lugares de interior, ya generalizada. Pero, ¿qué pasa con los colegios?

 

Miles de alumnos de Castilla y León están, en grupos reducidos, con distancia o mascarilla, en el interior de clases y dependencias educativas durante horas cada día. Existe un protocolo para una ventilación constante, pero nada dice de una alternativa que ahora parece necesaria: dar clase con las ventanas abiertas. El dilema está en los centros, aunque por ahora la Junta mantiene su protocolo, pero muchos ya se ven en clase con bufanda y guantes cuando lleguen las bajas temperaturas este invierno.

 

El protocolo de la Junta dice lo siguiente: "Se ventilará periódicamente el aula. De manera prescriptiva esta ventilación se realizará entre 10 y 15 minutos antes de la llegada del alumnado, al final de cada periodo lectivo, durante el recreo y al acabar la jornada". Nada sobre ventilar durante la celebración de las clases con los alumnos dentro, pero puede que sea irremediable. Podría llegar a incluirse en el protocolo en el futuro. Según explican desde Educación, con esa ventilación y la mascarilla no tendría que haber problema.

 

En los colegios, casos para todos los gustos. Además de cumplir con el protocolo de ventilación entre clases, antes del inicio de la jornada, en el recreo y después, muchos aprovechan el clima benigno de este inicio de Otoño para mantener ventanas abiertas o en lugares concurridos para forzar la ventilación. Otros permanecen con las ventanas cerradas salvo cuando toca ventilar. Sin embargo, podría ser insuficiente.

 

No basta con ventilar

“Ventilar solo durante el recreo y entre clases es claramente insuficiente”, explica María Cruz Minguillón, investigadora del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua del CSIC y experta en aerosoles atmosféricos, según ha contado en 'El País'. “Hay que dejar las ventanas abiertas y que los niños lleven chaqueta y bufanda si hace falta”

 

Científicos estadounidenses liderados por Kimberly A. Prather, del Instituto Scripps de Oceanografía (Estados Unidos), han reivindicado que "existe evidencia abrumadora" de que la inhalación del virus del COVID-19 a través de pequeñas gotitas conocidas como aerosoles representan "una importante vía de transmisión de la enfermedad".

 

En una carta publicada en la revista científica 'Science', los investigadores emiten una opinión que contradice al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quien aseguró el pasado jueves que "no hay evidencia científica sólida" de que el coronavirus se transmite en espacios cerrados normales, más allá de los entornos donde se realizan procedimientos médicos con aerosoles.

 

En contraste, estos científicos señalan que las personas con Covid-19, muchos de ellos sin síntomas, "liberan miles de aerosoles cargados de virus y muchas menos gotitas al respirar y hablar". "Por lo tanto, es mucho más probable que uno inhale aerosoles que sea rociado por una gota, y por lo tanto el equilibrio de la atención debe cambiarse a la protección contra la transmisión aérea", insisten.

 

El doctor José Luis Jiménez, experto en química-física de aerosoles de la Universidad de Colorado (Estados Unidos), ha apuntado que el virus del Covid se transmite "sobre todo por el aire", no por gotas y superficies, y ha criticado al Ministerio de Sanidad por no recoger esta evidencia y situarse bajo la "dictadura intelectual" de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que no reconoce aún oficialmente la transmisión por aerosoles.

 

Jiménez ha señalado que la OMS aceptó "inmediatamente" la transmisión por gotas del Covid, pero se ha negado a los aerosoles "a pesar de la evidencia abrumadora". "Costó muchas décadas que se reconociera que la tuberculosis o el sarampión se contagiaban por el aire. Se ha repetido este mismo error con el COVID-19. La OMS está atascada en una ciencia del siglo XIX y tenemos que llegar al siglo XXI", ha expuesto.