La droga de diseño y la heroína 'corren' por el barrio de Buenos Aires: "Hay un goteo constante"

El barrio salmantino de Buenos Aires vende drogas de diseño y heroína, ni siquiera la gente más humilde quiere vivir allí aunque las viviendas no tienen precios desorbitados. Lo cuenta su párroco, Emiliano Tapia, quien cree que "esto tiene solución, en este barrio se puede vivir". 

Emiliano Tapia, párroco de Buenos Aires

Emiliano Tapia, es párroco desde hace 25 años en un barrio que comenzó su historia en 1983 en Salamanca, sin duda, es ya parte de su ADN. Con casi 35 años de vida, atrás quedan la "ilusión y las ganas de luchar" de los vecinos que un día apostaron por vivir allí, para tener que dejarlo todo por la imposibilidad de convivir entre droga y narcotraficantes. Pesimista, pero dispuesto a seguir adelante por todos aquellos que un día apostaron, se muestra el también capellán del Centro Penitenciario de Topas. 

 

Natural de Torresmenudas, Tapia, pasó su adolescencia por Andalucía, Galicia y Extremadura... pero fue el 1 de mayo de 1994 cuando su vida dio un giro por completo al ser destinado a la parroquia del barrio de Buenos Aires. "La iglesia se había inaugurado en 1993 y querían que hubiera un cura allí, fui yo el elegido y hasta hoy, este 2019 se cumplen 25 años de mi llegada y sigo tan ilusionado como el primer día", confirma. "Cuando llegué existían unos ocho o nueve colectivos que querían afrontar esa realidad, como al desempleo, querían hacer frente al problema de las drogas".

 

Recuerda que las viviendas de este barrio de la capital "se construyeron en el año 1983 y no fue hasta primeros de los 90 cuando llegó a la zona el narcotráfico y sus consecuencias". Cuenta que "se decide recuperar la parte del casco histórico donde estaba el antiguo barrio chino echando a las familias que vivían allí y realojándolas en esta finca en los confines de la población". Asegura que nadie se molesta en calcular el valor del metro cuadrado, "no vale nada, la gente ni si quiera se plantea venir a vivir aquí", un piso en esta zona puede oscilar entre los 10.00 o los 15.000 euros.

 

A diferencia de otras barriadas marginales en las que es frecuente el tráfico de drogas, Buenos Aires es un fortín: aquí casi todos se dedican a lo mismo y casi nada de lo que hacen es legal. "Es muy fácil encontrar droga de diseño y heroína, hay un 'goteo' permanente". La gente que la vende es conocida "con nombre y apellidos", dice contudente. "Pero es más fácil encontrar a gente con buena voluntad". 

 

Sin dudarlo un momento, esta entrevista está marcada por la defensa de todos aquellos que viven desde el principio allí, "los que no han abandonado y desde el principio siguen intentando hacer lo mejor por el barrio". Hace una direferencia muy clara, narcotraficantes y el resto, "las familias que no tiene absolutamente nada que ver son las que sufren todas las consecuencias", lamenta.

 

Si alguien ha aportado soluciones a los problemas del barrio, "ha sido la creación de asociaciones, que, conscientes de la problemática hemos pedido soluciones urgentes". Sin embargo, y con la voz entrecortada, explica que "las instituciones han mirado para otro lado, no han puesto realmente de su parte para solucionar el problema. Ni Ayuntamiento, ni la Junta de Castilla y León... solo los vecinos somos los que hemos plantado cara a esta situación. Todo sigue igual, y los problemas van a más".

 

A la pregunta sobre si hay miedo a poner un pie allí, la respuesta del párroco es clara, "sí, pero creo que es falso, es más imagen que otra cosa, muchos de los reportajes que aparecen en los medios no se corresponden con la realidad". "Tenemos absentismo en el colegio, pero la guardería es un elemento importante que está dando buena respuesta con al menos 30 niños". Él piensa seguir luchando, como mínimo otros 25 años más, "esto tiene solución, en este barrio se puede vivir, pero todavía no sentimos el apoyo suficiente de las instituciones"

 

Comentarios

Emiliano, gracias y mil gracias 19/03/2019 09:02 #3
Más bola le tenían que dar a Emiliano los medios, a este señor si que se le debe un gran reconocimiento por parte de Salamanca y este barrio. Soy ateo y me quito el sombrero ante este señor. No se como al ayuntamiento y demás instituciones no se le cae la cara de vergüenza, no basta con tener "recogido" allí a narcos y delincuentes, porque entre estos viven muchas personas que no se dedican a ello y viven honestamente, como personas que no perjudican a los demás, intoxicándolos y jodiendo sus vidas
Hipocresia 18/03/2019 19:31 #2
Este señor es el primer interesado en que el problema no se resuelva. A estas alturas,¿a quien pretende engañar?, lo que es una auténtica verguenza es que los medios de comunicación le "den bola".
gagarin 18/03/2019 13:23 #1
Debian contratar a Duterte y su folta de helicópteros ,en dos dias fin del problema,asi nunca abaran con el problemon

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: