La doble fila escolar resiste a las medidas Covid y a la presencia de la Policía Local
Cyl dots mini

La doble fila escolar resiste a las medidas Covid y a la presencia de la Policía Local

El menor uso del transporte público hace crecer la doble fila escolar en algunos colegios donde es endémica, pero se ha encauzado gracias a las medidas para asegurar distancia y la mayor presencia policial en los acceso a los centros escolares, dos de las mejoras conseguidas por la concejalía de Tráfico.

La doble fila escolar es un mal endémico del tráfico en Salamanca. Aparcar en segunda fila durante los minutos previos y posteriores a la entrada y salida de los colegios es una 'tradición' instaurada desde hace tiempo y contra la que ha habido poco que hacer. Es un problema serio porque afecta a la movilidad, el tráfico y la seguridad vial. Este año se ha instaurado si cabe con un poco más de fuerza ante las limitaciones para usar el transporte colectivo, pero la especial situación que vivimos también ha permitido profundizar en medidas positivas.

 

El curso 2020/2021 suponía un reto especial en materia de tráfico. Salamanca capital tiene muchos colegios en el centro y son conocidos los problemas en aquellas vías de gran capacidad donde están los centros escolares. Con las medidas de distancia, el transporte colectivo (con un aforo limitado) no ha podido cubrir toda la demanda y se ha incrementado el tráfico: hasta un 107% de pico por encima de lo habitual. Canalejas, Gran Vía o avenida Champagnat son los que sufren más problemas y se han mantenido.

 

"Salamanca tiene un problema en las horas de entrada y salida de los colegios, hay muchos centros que están en el centro urbano o en vías de muchísimo tráfico", aseguraba hace unos días el concejal de Tráfico, Fernando Carabias, en una entrevista con TRIBUNA. "En momentos determinados como la entrada y salida de colegios sí se ha detectado un aumento considerable de los vehículos particulares", ha reconocido el concejal. Esto es producto del menor uso del transporte colectivo donde los vehículos han visto reducido su aforo.

 

"Existe ese margen de los 10 minutos antes y después de la hora para que los padres puedan llevar a sus hijos. Este año, en lo que va de curso, no ha sido un mayor problema porque en la mayoría de colegios la entrada ha sido escalonada y eso ha permitido que, habiendo el mismo número o más vehículos, la circulación haya sido distanciada. No obstante, en aquellos lugares donde es tradicional este problema se ha mantenido", ha reconocido Carabias.

 

Ante esta situación se han mantenido las medidas habituales, pero se trata de un problema endémico que ha demostrado resistencia incluso en un curso en el que se han tomado medidas adicionales por el Covid que han redundado en una mejor organización del tráfico. No todo es perfecto porque siguen produciéndose invasiones de carril en los entornos o situaciones como la de avenida Champagnat, en la que los coches usan como aparcamiento uno de los carriles trazados para agilizar el tráfico, con el consiguiente efecto contrario.

 

Pero no hay mal que por bien no venga y algunas medidas planteadas hace tiempo se han hecho realidad. La crisis del Covid 'ha servido' para que la presencia policial que se demandaba desde hace años en la puerta de los colegios haya sido más notable: hay más colegios donde hay una patrulla y es más frecuente verlos. Eso ayuda a la regulación del tráfico y a que algunos conductores se 'corten' a la hora de excederse.

 

A ello se suman las medidas para asegurar la distancia en las horas de acceso, que ha sido escalonado, y que se ha canalizado con vallado que ha liberado espacio en los entornos y ha evitado la mala costumbre de llegar con los coches 'hasta la puerta'. Las vallas colocadas aseguran que hay espacio para mantener la distancia social, pero de paso evitan llenar de coches los accesos más cercanos, algo especialmente peligroso. Medidas todas ellas que serian bienvenidas en caso de convertirse en definitivas y que se suman a otras como los límites de velocidad y señalización de las cercanías en todos los centros escolares.