La DO Arribes cerró 2017 con un aumento del 27% de su producto certificado

Las bodegas han comercializado un total de 512.056 botellas coincidiendo con el décimo aniversario de la marca.

La Denominación de Origen Arribes cerró el año 2017, coincidiendo con su décimo aniversario, con un récord de ventas, experimentando un crecimiento del 26,74% y comercializando 512.056 botellas. Un número muy por encima de las 404.023 botellas del año 2016.

 

Las Bodegas y Viticultores de esta comarca vitivinícola situada al oeste de las provincias de Zamora y Salamanca, han logrado que los vinos producidos en un paraje medioambiental tan singular como es Arribes del Duero (dentro de la Reserva de la Biosfera Meseta Ibérica) y con variedades perfectamente adaptadas al entorno, algunas de ellas únicas en el mundo (Juan García, Bruñal), Tempranillo y Malvasía, hallan traspasado nuestras fronteras y sean unos de los vinos más demandados en el panorama internacional.

 

Por supuesto, no olvidar la presencia que día a día se ve aumentada en el territorio nacional, consolidando mercados y consumidores, que cada día se van más interesados en la gran calidad y tipicidad de nuestros vinos.

 

Por tipos de vinos, los tintos de crianza han supuesto 287.284 botellas, siendo el vino más comercializado de los amparados por la Denominación de Origen. Las ventas de los tinto, tanto jóvenes y robles como reservas, han supuesto 112.789 y 30.234 botellas respectivamente. Por otra parte, la comercialización de blancos y rosados ha alcanzado cifras muy superiores a años precedentes, situándose los blancos en 40.567 botellas y los rosados en 41.192 según el Director Técnico de la D.O. Carlos Capilla.