La diputada 'muda', el exministro de las 427 preguntas y cuatro senadores en retirada

La convoctoria hoy mismo en el BOP de las elecciones supone la disolución de Senado y Congreso. Esto es lo que han hecho los parlamentarios por Salamanca.

Esta misma mañana será oficial la convocatoria de elecciones generales y, por ende, la disolución de Congreso y Senado. Momento idóneo para pasar revista a lo que han hecho los parlamentarios salmantinos ahora que sus partidos, PP y PSOE, se aprestan a pedir el voto y que también lo van a hacer otros aspirantes a tener escaño.

 

 

CONGRESO

 

Desigual labor entre los diputados por la circunscripción de Salamanca. El balance coloca a Jesús Caldera y María Teresa Cobaleda en las antípodas: 427 preguntas escritas por 11, 18 intervenciones orales por el silencio total de Cobaleda en cuatro años. Y por el mismo sueldo. En el caso de los diputados por Salamanca, todos cobran la asignación base, de 2.813,87 euros al mes, y suman el complemento de circunscripción por ser de fuera de Madrid, y con el que les compensa esta situación con otros 1.823,86 euros; esto suma un 'sueldo base' de 4.637,73 euros. A esta cantidad hay que sumar lo establecido por formar parte de comisiones y mesas diversas.

 

José Antonio Bermúdez de Castro (PP). El veterano político (esta ha sido su quinta legislatura) es vocal en tres comisiones y portavoz sustituto de la Junta de Portavoces, además de secretario general del Grupo Popular. Ha presentado 25 preguntas orales, pero su fuerte como miembro del Gobierno han sido las intervenciones: lo ha hecho en 17 ocasiones en el pleno. Lo hizo en los debates sobre la abdicación de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I, en el de la  Ley reguladora del ejercicio del alto cargo, en el debate sobre la financiación de los partidos, en la ley de transparencia, en todos los debates de presupuestos, en el debate del Real Decreto-Ley  de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones...

 

María Jesús Moro, Bermúdez de Castro y el senador José Muñoz.

 

María Jesús Moro (PP). Se ha quedado en 19 preguntas escritas, 5 orales (en torno a cuestiones sobre educación universitaria) y 9 intervenciones en pleno. Le ha tocado intervenir en numerosas ocasiones por la política de becas y tasas universitarias y los cambios en educación, y también en materias de justicia como la reforma del Código Penal. Moro es portavoz de la comisión de educación, por lo que el reglamento del Congreso le reserva un complemento de 1.046,48 euros/mes.

 

María Teresa Cobaleda (PP). Entró en el hemiciclo poco más de dos meses después de iniciada la legislatura y en sustitución de Gonzalo Robles, pero desde el primer momento su actividad fue injustificadamente escasa. Su actividad se ha limitado a la iniciativa para declarar Bien de Interés Cultural la fiesta de los toros y en materia de derechos de los discapacitados, además de intervenir en la comisión mixta de la Unión Europea. En estos cuatro años no ha llegado a intervenir en el pleno en ninguna ocasión: en total, 17 actuaciones en 44 meses, con prolongados silencios. Tampoco ha hecho ninguna pregunta oral y solo 11 escritas. Es portavoz de la comisión para las políticas integrales de discapacidad (por lo que le corresponde un complemento de 697,65 euros/mes según el reglamento de retribuciones del Congreso) y vocal de otras tres comisiones.

 

Jesús Caldera (PSOE). El exministro y diputado con más legislaturas a sus espaldas ha puesto fin a su carrera oficialmente este martes junto con otros ilustres del Congreso, y lo ha hecho con una actividad torrencial. Entre los cuatro diputados salmantinos es el que más preguntas ha presentado y el que más veces ha intervenido en el pleno. Caldera es vocal suplente de la Comisión Permanente, vocal en una comisión y en una subcomisión y vicepresidente de la comisión de Economía, por la que percibe un complemento de 1.046,48 euros/mes según el reglamento de retribuciones. Caldera ha presentado 15 preguntas orales y nada menos que 427 escritas, y ha pedido una decena de informes. En cuanto a intervenciones, ha hecho dos preguntas orales en el pleno y ha intervenido 18 veces en el pleno, además de otras tantas en la comisión permanente, además de en comisiones, hasta superar el medio centenar. Ha tocado todas las materias.

 

 

SENADO

 

En la cámara alta la actividad de los parlamentarios salmantinos se puede considerar escasa. Una veintena de intervenciones en proyectos de ley, un número menor todavía de preguntas y la excepción de las 271 preguntas escritas de Rubén Amores no son suficientes para 48 meses. Al menos dos de ellos enfilan la recta hacia la jubilación.

 

Isabel Jiménez (PP). La expresidenta de la Diputación de Salamanca termina su carrera política en el Senado con más pena que gloria, y se jubila. Procuradora en Cortes, dos veces presidenta de la Diputación, delegada de la Junta, alcaldesa... ha sumado 25 años en cargos políticos, pero se ha notado poco en su aportación al Senado. Dos preguntas con respuesta escrita, dos intervenciones en un proyecto de ley y una moción en comisión son demasiado poco en cuatro años.

 

Julián Lanzarote y María Teresa Cobaleda.

 

Julián Lanzarote (PP). El que fuera alcalde de Salamanca durante 16 años cambió el sillón de la Plaza Mayor por el del Senado hace cuatro años y no suena para repetir. Se centró en las iniciativas para declarar la tauromaquia como patrimonio cultural... y poco más. En total, cuatro preguntas con respuesta escrita y otras cinco participaciones en iniciativas legislativas.

 

José Muñoz (PP). Miembro de la Diputación Permanente del Senado y ponente del proyecto de Ley de ordenación de entidades aseguradoras, el expresidente de la Diputación de Salamanca tuvo que aclarar durante buena parte de la legislatura su conflicto de intereses al ser miembro de la directiva de la empresa editora de La Gaceta; no figuraba en su declaración de bienes e intereses y tuvo que dimitir del consejo de administración tras definirlo como una actividad "casi lúdica". En cuanto a su desempeño en el Senado, ha intervenido 16 veces en iniciativas legislativas de proyecto de ley, ha presentado dos preguntas escritas y ha intervenido en 12 ocasiones oralmente en comisión.

 

Rubén Amores (PSOE). Ha saldado sus cuatro años con desigual resultado: 271 preguntas con respuesta escrita, pero solo un pequeño ramillete de intervenciones, con una sola pregunta oral en el pleno. Las primarias le dejan fuera de una posible continuidad.