La Diputación y su 'varita mágica': paga 101 millones de euros de deuda en 6 años sin recortar en inversiones

Chabela de la Torre y Javier Iglesias, en la rueda de prensa (Foto: Chema Díez)

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, y la diputada de Economía, Chabela de la Torre, han indicado que en seis años de mandato han dejado la deuda de la institución "a cero", eliminando los 71 millones de deuda más los 30 millones recibidos por el gobierno de Zapatero.

101 millones de euros en seis años. Ésa es la cuantiosa cantidad de dinero que la Diputación de Salamanca debía a la Administración central, dividida en dos partes: 71 millones de euros de deuda acumulada y otros 30 millones de herencia otorgada por el gobierno de Zapatero para inversiones.

 

De ete modo, en la próximas semanas, y según han indicado el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, y la diputada de Economía y Hacienda, Chabela de la Torre, la "deuda de la Diputación está a cero" y, encima, sin haber recortado ningún tipo de inversión ni gasto social.

 

O lo que es lo mismo, la Diputación de Salamanca ha sacado la 'varita mágica' para poder pagar 101 millones de euros de los presupuestos en solo seis años, sin haber hecho ningún recorte en inversiones, gasto social o los planes provinciales. Entonces, ¿cómo lo han hecho los dirigentes de la institución provincial?

 

Ésta es su receta: "trabajo y buena gestión, nada más. Dinero mejor invertido, esfuerzo y aplicar el sentido común". Así lo ha explicado el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, quien no ha sabido responder a la pregunta en cuestión sobre los recortes que han llevado a poder pagar 101 millones de euros en 6 años.

 

"Trabajo y buena gestión, ya lo ha dicho el presidente", reiteró la diputada Chabela de la Torre, quien dejó caer que "quizá se ha suprimido algún programa, pero de poca importancia".

 

Por último, Iglesias continuó su exposición de los hechos presumiendo de haber aumentado de 2,7 a 8 millones de euros la aportación a los planes provinciales, haber incrementado el gasto social en 1,7 millones de euros más de la partida destinada, con una inversión media de 40 millones de euros en los últimos seis años.

 

Todo ello, sin ningún tipo de recortes y destinando 101 millones de euros al pago de la deuda y sin dar explicaciones de lo que se ha dejado de hacer por la provincia de Salamanca.