La Diputación y el Irnasa se unen para preparar la apertura del futuro campus medioambiental
Cyl dots mini

La Diputación y el Irnasa se unen para preparar la apertura del futuro campus medioambiental

Cosechadora en la finca Muñovela (Foto: Dicyt)

Ambas entidades firman un convenio que recoge 25.000 euros de aportación cada una para este proyecto, que permitirá aunar sinergias entre las fincas de Castro Eríquez y Muñovela.

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, y la directora del Irnasa-Csic, Mar Siles, han dado cuenta este martes del nuevo convenio de colaboración suscrito entre ambas instituciones con el objetivo de aunar sinergias entre las fincas de Castro Eríquez y Muñovela. Este proyecto se enmarca en otro mayor, como es la apertura del campus medioambiental de la Universidad de Salamanca. Para ello, las dos entidades consignaron una aportación de 25.000 euros cada una durante este primer año, según ha informado la Agencia ICAL.

 

En palabras de Javier Iglesias, la firma de este convenio supone “un paso más” en la puesta en marcha del futuro campus agroambiental de Salamanca. Se trata de un “proyecto único, de gran envergadura y de repercusión nacional”, que se llevará a cabo gracias al esfuerzo de todas las instituciones: Ayuntamiento, Diputación, Universidad de Salamanca, Irnasa-Csic y también la Junta de Castilla y León. El mandatario de La Salina puso de manifiesto la importancia de este “proyecto de futuro”, que tiene el objetivo de servir a los intereses del sector primario, “fundamental en la provincia de Salamanca”.  

 

En términos concretos, con este convenio, la Diputación y el Irnasa-Csic promueven una “estrecha colaboración” entre la finca de Castro Enríquez, de titularidad provincial, y la de finca de Muñovela, del Irnasa-Csic. “El objetivo es diseñar nuevos ejes de investigación conjunta dirigidos a mejorar la competitividad de las explotaciones. Ambas instituciones estamos en contacto directo con las necesidades del ámbito rural y somos conscientes de que el peso del sector agropecuario en la provincia es muy alto, es una actividad económica esencial y estratégica que sustenta el modo de vida de una parte fundamental de la población”, valoró Iglesias.

 

En este sentido, el presidente de la Diputación insistió en que “si no hubiera sector primario, es posible que no hubiera pueblos, de ahí la necesidad de apoyarlo todo lo posible”. Iglesias recordó que, desde su punto de vista, así lo han hecho en los últimos años desde la institución provincial. “Estamos convencidos de que no hay mejor apoyo que poner al servicio de los agricultores y ganaderos de la provincia todas las herramientas que facilita la investigación y la tecnología. Los estudios de hoy, serán la llave en el futuro para unas explotaciones más modernas y rentables y garantizar así el relevo generacional”, concluyó.

 

Por su parte, Mar Siles, al inicio de su intervención quiso agradecer a la Diputación su receptividad para llevar a cabo este proyecto y ahondó en los objetivos del convenio. ”Esta iniciativa pretende potenciar las sinergias de dos fincas que son complementarias, a través de un sencillo plan, definiendo unos objetivos que nos permitirán entrar en esa macroestructura del campus mediambiental con mayor fuerza”, explicó.

 

Por eso, Siles anunció que su idea es que haya una persona que se dedique en este contexto a cumplir con los mandamientos de un centro así, es decir, explotar la investigación, la formación, la transferencia del conocimiento y la divulgación. “Para ello queremos acceder a convocatorias públicas que nos permitan llegar a esos objetivos”, confirmó. Además, según la directora del Irnasa-Csic, “en dos o tres años ya estaremos integrándonos, con mucha más fuerza a través de estos pasos que vamos dando, en el campus medioambiental para que funcione lo mejor posible”.