La Diputación sube los precios de Salamaq: 325 euros por agua, un grifo y una pila

Los stand mantienen los precios, pero contratar su montaje con la Diputación será mucho más caro. Tener agua, un grifo y una pila cuesta 325 euros, cien más que el año pasado. Y también es más caro el mobiliario, la iluminación o las azafatas.

La Diputación de Salamanca ha procedido a la primera subida de precios de la feria Salamaq, que de cara a 2017 incrementa los costes que tendrán que asumir los protagonistas de la feria, los profesionales. Así, la nueva lista de precios confirma que los que se hagan con un stand pagarán más caras las entradas de profesionales, fundamentales para los tratos de las empresas que acuden a la agropecuaria, y también tendrán que pagar más por el montaje de sus expositores porque los servicios han subido de precio.

 

La Diputación de Salamanca ha publicado este miércoles los precios para 2017 de Salamaq; en este link se pueden consultar los precios de 2016 y apreciar las diferencias. Los precios por los metros de los expositores y los seguros obligatorios se mantienen, pero los incluídos en la carpeta de servicios han experimentado subida generalizadas. Todo es más caro, desde algún modelo de silla, los taburetes o los ceniceros a los frigoríficos, la iluminación o las puertas y baldas necesarias para construir un stand; todo se puede contratar con la Diputación, pero más caro que el año pasado.

 

Algunos servicios van a ser mucho más caros, como el suministro de agua: este año contratar una toma de agua y alquiler grifo y pila nos costará 325 euros, cien más que el año pasado. También sube la contratación de azafatas/os, ya sea en modelo 'normal' o 'bilingüe': pasan de costar 118 y 121 euros/día, respectivamente, a 150 y 175 euros.

 

Lo mismo ocurre con otro instrumento vital para los profesionales, las entradas. Las empresas que contratan stand las pueden comprar por lotes, pero en vez de a 2,05 euros las pagarán a 2,10; los pases para aparcar seguirán costando 20 euros.