La Diputación sigue sin resolver el caso Vega Terrón 20 meses después de que se conocieran los impagos

Imagen desde Portugal del muelle de Vega Terrón. Foto: F. Oliva

El pleno vuelve a aprobar una propuesta para resolver el contrato a pesar de que hace casi dos años que se supo que la empresa no había pagado el canon en los 18 años que llevaba explotando el muelle. La Diputación se ha dejado pasar ya una vez los plazos para romper la concesión y no se le ha reclamado nada: el 'agujero' total es de 600.000 euros.

El caso Vega Terrón sigue haciendo méritos para convertirse en uno de los mayores despropósitos de los últimos años en la Diputación de Salamanca. El impago durante 18 años del canon por parte de la empresa a la que se concedió la explotación fue sólo el principio de una sucesión de gestiones muy dudosas que ha llevado a que casi 20 meses después de descubrirse la situación el equipo de Gobierno no haya sido capaz de poner fin al contrato e iniciar las reclamaciones.

 

El escándalo saltó en febrero de 2015 cuando el PSOE denunció que VegaTER, la empresa concesionaria de la explotación del muelle, no había llegado a pagar nunca el canon fijado en el contrato en los 18 años que llevaba por entonces, a lo que sumaba una larga serie de incumplimientos contractuales: en total, el 'agujero' era de 600.000 euros. Lo peor es que el equipo de Gobierno trató de ocultarlo y que, al final, sólo se le podía reclamar a la empresa una pequeña parte del total, uno 81.000 euros según cálculos de la propia institución.

 

A día de hoy, el asunto tendría que estar resuelto y con una nueva concesionaria en el muelle, que languidece por la falta de un proyecto claro para su explotación. Sin embargo, no es así por una catarata de malas gestiones. Después de que el 24 de febrero de 2015 se descubriera la situación, la Diputación inició el proceso para la resolución, que pasaba por abrir expediente y dar parte a la empresa. Sin embargo, no se hizo nada durante meses y en el área de Fomento se dejaron pasar los plazos. En agosto de 2015 el Consejo Consultivo, al que se había llevado el caso, confirmó que se habían pasado los plazos para que el expediente fuera válido.

 

Así que hubo que volver a empezar y en abril de 2016 la caducidad y resolución del contrato volvió al pleno para que, quince meses después, se pudiera iniciar el proceso de reclamación de cantidades y la rescisión con la empresa. Sin embargo, de nuevo los meses han ido pasando sin que se hiciera nada y de nuevo este 28 de octubre la Diputación ha llevado al pleno un informe sobre la resolución del contrato. Se trata de un paso para consultar al Consejo Consultivo, el mismo trámite hecho más de un año atrás.

 

 

DESIDIA TOTAL

 

El resultado es que, a día de hoy, no se ha podido romper el contrato y tampoco se ha reclamado nada de lo adeudado. Sobre el papel, sólo se le pueden reclamar los últimos cuatro años, de 2011 a 2014, pero con el paso de los meses ya habrá prescrito alguno de ellos.

 

El equipo de Gobierno de Javier Iglesias ha sido incapaz de gestionar este escándalo. En su día, cuando el PSOE lo denunció en enero de 2015, empezó por negar lo ocurrido, pero tuvo que rendirse a la evidencia: un informe de la propia área de Fomento reconocía que la Diputación no había cobrado ni una sola vez el canon a la empresa concesionaria del muelle de Vega Terrón.

 

En concreto, VegaTER no pagó ni un euro en 18 años y La Salina tampoco se lo reclamó: en total, 375.822,11 euros desde el 25 de abril de 1997 al 31 de diciembre de 2014. A ello hay que sumar el importe de mejoras, de los seguros obligatorios, de garantías, obras y amortización de instalaciones, todo pactado y que no se pagó, para un total de cerca de 600.000 euros. De ellos, y según ha reconocido la propia Diputación, sólo se podrán reclamar poco más de 81.000 euros, los últimos cuatro años de vigencia del contrato porque el resto han prescrito.