La Diputación repite precios y condiciones para Salamaq mientras olvida una liquidación dudosa

Publciadas las tarifas y condiciones de acceso a Salamaq 2016 mientras la Diputación no ha dado una liquidación completa de la pasada edición ni tampoco convincente de la primera, en 2014.

La Diputación de Salamanca ha dado a conocer hoy los precios y condiciones de participación en Salamaq 2016 mientras todavía no ha dado explicaciones convincentes sobre la última edición, y tampoco totalmente satisfactorias sobre la primera de 2014. De hecho, a día de hoy no ha ofrecido los datos definitivos de la liquidación de la última feria agropecuaria y se mantienen las dudas sobre las que dio en su día de la de 2014, sobre las que pesan acusaciones de 'maquillaje' para esconder un importante déficit.

 

El BOP ha publicado hoy los precios y condiciones para 2016, que recogen las mismas tarifas y términos para los expositores que quieran solicitar un stand. Los interesados tienen desde este miércoles y hasta el próximo día 15 de junio para hacer la solicitud; es obligatorio depositar una fianza de 300 euros y hay que esperar a que la solicitud sea aceptada. El pago de los servicios y el espacio se hace a posteriori.

 

La comercialización de espacios es la principal fuente de ingresos para la feria, única manera de recuperar el coste del despliegue que se hace para Salamaq, junto con la venta de entradas. Al margen de eso quedan las obras de mejora que hace la Diputación cada año y que tienen un coste millonario. Sin embargo, tanto el coste de la feria como las obras salen de las arcas de La Salina, a lo que hay que sumar la exposición ganadera.

 

 

CUENTAS POCO CLARAS

 

Al terminar la feria el año pasado, el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, dio el pasado septiembre explicaciones muy vagas. Dio por buena para Salamaq la misma cifra de visitantes que en 2013, 125.000, y habló de la presencia de"treinta y algo mil" profesionales;  la Diputación no dijo ni cuántas entradas se han vendido, ni cuántas invitaciones se han editado (clave para saber la recaudación por entradas, importante para cuadrar las cuentas), ni la cifra de negocio total, ni la recaudación conseguida por los stands...

 

Además, para la edición de 2014 dio a conocer un superávit de 109.000 euros, pero el grupo socialista desmontó sus cuentas. Tras analizar todas las facturas y los gastos menores, el PSOE calcula que el déficit fue superior a los 140.000 euros sin contar los más de 900.000 que se gastaron en obras.