La Diputación reduce en un 90% el pago de intereses por la deuda

Campo

Así lo asegura su presidente durante el balance de legislatura sobre economía y hacienda.

La Diputación de Salamanca ha reducido en un 90 por ciento durante los últimos cuatro años el pago de intereses por la amortización de la deuda, que era de 67 millones en 2011 y que está previsto cerrarse en el presente ejercicio con 15,3 millones.

 

De esta forma, las cuentas han pasado de desembolsar para intereses 2.150.000 euros al inicio de la legislatura a los 202.000 euros estipulados para 2015, ha explicado el presidente de la Administración, Javier Iglesias, y la diputada delegada del área de Economía y Hacienda, Chabela de la Torre.

 

Del total de deuda amortizada, 49 millones se ha pagado según los plazos y se han sumado otros 24,2 millones de manera anticipada para reducir así el pago de intereses y sanear las cuentas, ha señalado.

 

Iglesias ha reincidido en que, gracias a este esfuerzo, la Diputación es la “primera de la clase” en saneamiento financiero, porque comparativamente es la administración provincial o local de dimensiones parecidas que más ha recudido la deuda.

 

Ya en general, el presidente ha reconocido que el equipo de Gobierno ha promovido durante su mandato una gestión “eficiente y rigurosa”, con “política de cercanía a los municipios” y “dedicada al impulso del empleo”.

 

Todo ello, según ha remarcado, con presupuestos más bajos en estos últimos años que antes de comenzar la crisis, por ejemplo el de 2015 es un seis por ciento menor que el planteado y ejecutado en 2011.

 

Respecto a las medidas puestas en marcha para apoyar la creación de puestos de trabajo durante estos años, Iglesias ha dicho que la Diputación ha invertido 16 millones de euros para los planes y las estrategias especiales de empleo, y que la cantidad asciende a 22,5 millones si se contabiliza el resto de planes especiales, que también han “ayudado” a la reactivación económica y laboral.