La Diputación opta por pagar la deuda al Estado sin ampliación de plazo para “garantizar la futura estabilidad presupuestaria”

“Esta devolución nos posibilita reducir el endeudamiento con el Estado por nuestra Participación de los Tributos Estatales, contribuyendo así a tener una mejor situación de estabilidad presupuestaria"
El equipo de Gobierno de la Diputación de Salamanca ha optado por cumplir el plazo de cinco años en la devolución al Estado de la deuda contraída por su participación en los tributos estatales de los años 2008 y 2009, porque la situación financiera de la institución “lo permite” y al mismo tiempo “se contribuye a tener una mejor situación de estabilidad presupuestaria para las próximas Corporaciones”.

Ante las manifestaciones realizadas por el grupo socialista de la Diputación por el hecho de no acogerse la institución a la prórroga a diez años para la devolución, el equipo de Gobierno de la Diputación, a través de un comunicado de la diputada de Economía y Hacienda, Chabela de la Torre, ha justificado cumplir el plazo en cinco años porque, “entre otros motivos”, hay “un remanente de tesorería positivo”.

Además, “esta devolución nos posibilita reducir el endeudamiento con el Estado por nuestra Participación de los Tributos Estatales, contribuyendo así a tener una mejor situación de estabilidad presupuestaria a medio y largo plazo en beneficio de las próximas Corporaciones”, ha añadido.

“En este sentido, y lo que no dice el grupo socialista, acogerse al aplazamiento a diez años implica, por una parte, aceptar la imposición del Ministerio de Hacienda de condiciones particulares en materia de seguimiento y remisión de información; y, por otra, también supone la adopción de medidas de ajuste extraordinarias que te limitan la autonomía en la toma de decisiones en materia presupuestaria”, ha continuado.

En cuanto a que el equipo de Gobierno de la Diputación apoyó y aprobó la moción conjunta para solicitar ese aplazamiento en la devolución porque “era beneficioso para las entidades locales de la provincia cuya situación económica podía encontrarse al límite”.

No obstante, la diputada de Economía ha considerado que aún con ese apoyo “lo deseable en cualquier entidad local, como es la Diputación, es devolver las deudas en los plazos más cortos posibles porque esa deuda con el Estado está contabilizada en el balance y por tanto interesa reducir cuanto antes el pasivo”.

Del mismo modo, esta devolución en plazo “posibilita no hipotecar el futuro de próximas Corporaciones, como es nuestro objetivo en la Diputación”, ha concluido en el comunicado remitido a los medios de comunicación.