La Diputación lleva hoy a comisión los nuevos precios públicos para la feria Salamaq

Javier Iglesias y Chabela de la Torre (Foto:F.Rivas)

La Diputación pasa hoy por los órganos de Gobierno los precios que establecerá para participar en la próxima feria, y que no podrán estar aprobados, al menos, hasta dentro de un mes, a siete semanas de la inauguración.

La Diputación de Salamanca tramitará hoy el paso por comisión de los nuevos precios públicos de la feria Salamaq, un trámite con el que trata de acelerar algunos de los requisitos que la futura feria agropecuaria no cumple a pocos meses de su fecha prevista. Motivo por el cual urge completar este trámite, entre otroscomo el nuevo reglamento.

 

En principio, esta mañana quedará aprobado el decreto de precios públicos, algo obligatorio al pasar la feria a ser organizada directamente por la Diputación. Hasta ahora, y bajo la organización de IFESA, se establecían unas tarifas por los stands y la ocupación de los espacios del recinto ferial. Pero el equipo de Gobierno de Javier Iglesias decidió apartar a la institución ferial de la organización de la nueva Salamaq; al hacerse directamente desde la Diputación, no valían las tarifas conocidas y había que convertirlas en precios públicos que se rijan por los mismos conceptos que el resto de tasas y tarifas.

 

El proceso registró un cambio importante a finales de mayo, cuando la Diputación aprobó arrebatar al pleno la facultad para aprobar precios públicos, en principio, para facilitar la tramitación de los de Salamaq con una mayor celeridad; no obstante, esta facultad se podría usar más adelante para otros casos. Desde la Diputación aseguran que la tramitación del decreto de precios públicos seguirá los cauces habituales, con el paso por comisión previsto para hoy y su exposición pública durante 30 días. 

 

Esto último supone que la organización no podrá informar sobre los precios para participar en la próxima Salamaq al menos, hasta mediados de julio, a poco más de siete semanas de la fecha prevista para su inauguración. Esto va a complicar la contratación, ya difícil con un nuevo equipo, sin reglamento de la feria, ni precios ni información sobre espacios disponibles, ubicaciones...

 

El establecimiento de precios públicos es un requisito imprescindible que ha generado bastante polémica por lo precipitado de su tramitación y las sospechas sobre el tratamiento económico que se le va a dar. De hecho, el PSOE ya mostró sus reticencias y se ha declarado vigilante ante la posibilidad de que la Diputación establezca precios muy económicos con el fin de propiciar una participación masiva, lo que podría genera por otro lado un importante desequilibrio económico a la organización.