La Diputación de Salamanca rescinde los acuerdos con la empresa minera Berkeley

Ganemos Salamanca asegura que "la empresa carece de los permisos y licencias necesarios para el proyecto, por lo que habría incumplido el convenio firmado en 2016 con la corporación provincial".

"La empresa Berkeley Minera SL, responsable del proyecto de mina de uranio a cielo abierto en la provincia de Salamanca, no cuenta con las autorizaciones y licencias necesarias para variar el trazado de la carretera provincial necesario para poner en marcha el proyecto", como advierte Ganemos Salamanca. Ello se debe a la usencia de permisos para la ejecución de la obra, pero también para realizar el desvío de la vía pecuaria y por afección a servicios existentes. Así lo acredita la resolución de la Alcaldía del pasado 19 de diciembre de 2018, emitida por el Ayuntamiento de Retortillo, que desestima la licencia urbanística solicitada por diversas razones, entre ellas, la falta de presentación del proyecto técnico de construcción de la variante.

 

El 19 de septiembre de 2016, la Diputación de Salamanca firmó un convenio con la empresa con el fin de variar el trazado de la carretera provincial, condición indispensable para llevar a cabo el proyecto de extracción y tratamiento del mineral de uranio.

 

Sin embargo, con fecha 14 de marzo de este año, la administración provincial ha decretado la rescisión del convenio, por incumplimiento de la empresa de las condiciones establecidas, como es el caso de la obtención de los permisos legales necesarios para realizar las obras o disponer de los terrenos para construir la nueva variante, algo que Berkeley ha sido incapaz acreditar ante los requerimientos realizados por la Diputación.

 

Al mismo tiempo, la empresa carece de disponibilidad sobre los terrenos afectados, al haber desistido del procedimiento de expropiación iniciado en su momento, por lo que se le podría atribuir la "plena responsabilidad de la empresa" ante la paralización del proyecto, al no depender ya de la misma, sino también de los propietarios afectados, es decir de terceros, contrarios al proyecto. No obstante, constan en el decreto de rescisión otra serie de incumplimientos, como la falta de presentación de la garantía por la empresa, elemento esencial para realizar cualquier tipo de obra de estas características.

 

Estos nuevos hechos, según la agrupación municipalista Ganemos, acreditan el "nulo interés", por parte de la minera Berkeley, de la ejecución real del proyecto. En este sentido, el diputado Gabriel de la Mora asevera que "es cada vez más obvio que Berkeley está vendiendo humo a los vecinos y vecinas, por lo ya va siendo necesario acabar con la pantomima actual y apostar por otros proyectos industriales generadores de empleo local y ligados a la conservación del medio ambiente".

 

En este sentido, la agrupación municipalista apuesta por industrias verdes, como las plantas de biomasa para producir energía aprovechando los recursos leñeros de la comarca, o instalaciones para el tratamiento de basura orgánica y purines, destinadas a generar compost y energía para los municipios y crear empleo "local y sustentable".