La Diputación de Salamanca recibe 1,8 millones para el acuerdo en materia de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio

La Junta ha previsto en el protocolo una cuantía para las diputaciones que tengan entre sus competencias la gestión de los centros sociales, que recibirán en el 2013 más de 4,1 millones de euros.
El consejero de la Presidencia se ha reunido con los presidentes de las nueve diputaciones provinciales y con el presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias para firmar un protocolo que establezca las líneas básicas de colaboración entre la Comunidad de Castilla y León y las nueve diputaciones provinciales en el marco del nuevo modelo de Ordenación del Territorio.  

Tras el acuerdo en materia de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio suscrito entre la Junta, el PP y el PSOE de Castilla y León, que contemplaba los compromisos con los municipios de la comunidad autónoma, ahora la Consejería de la Presidencia se ha fijado como objetivo concretar los compromisos de la Junta con las Diputaciones.  

El ámbito territorial esencial para la ordenación del territorio lo van a constituir las "unidades básicas de ordenación y servicios del territorio", que se configurarán en un nuevo mapa territorial, y la Junta con este protocolo se compromete a consultar a las diputaciones dicho mapa antes de efectuar su propuesta inicial, con carácter previo a su sometimiento a audiencia pública. De igual forma, la Junta también se compromete a someter a previo informe de las instituciones provinciales la constitución de las áreas funcionales estratégicas, que se puedan crear para el impulso de acciones de desarrollo local en espacios con riesgos de declive económico y social.  

Por su parte, las diputaciones se comprometen a participar en el proyecto de reglamento que regule, con posterioridad a la Ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorial, la asunción de manera progresiva de la cartera común de competencias de las mancomunidades de interés general, definiendo cuáles deben ser las competencias mínimas iniciales al momento de su constitución y los plazos para su definitiva asunción de competencias.

También las diputaciones se comprometen a participar en la concreción de aquellos servicios locales que a día de hoy se prestan de forma mancomunada, y que puedan determinar que una mancomunidad actual sea singular, como por ejemplo las de aguas, ya que el nuevo modelo de ordenación de la Junta prevé la posibilidad de hacer coexistir las nuevas mancomunidades de interés general con aquellas mancomunidades que tengan carácter singular.  

A su vez, las diputaciones también se comprometen a estudiar la utilización de fórmulas asociativas con las mancomunidades de interés general, y excepcionalmente con determinados municipios, que permitan dotar de mayor eficacia la prestación de determinadas competencias, mediante la constitución de Consorcios provinciales de servicios generales presididos por estas administraciones.  

Cooperación económica de la Junta con las entidades locales
 
Fruto de la cooperación económica existente entre la Junta y las diputaciones, el protocolo contempla que la administración autonómica destine a estas instituciones provinciales una cuantía global de 13,6 millones de euros para el año 2013. Estas ayudas incluyen un fondo especial que se distribuirá con arreglo a los criterios ya pactados y utilizados en la línea territorializada del Fondo de Cooperación Local-Pacto Local, y dirigido a sufragar el gasto corriente de estas instituciones, un fondo para el sostenimiento de las oficinas de asistencia a municipios, y otro para la actualización de las encuestas de infraestructura y equipamiento local. El objetivo de la Junta es que la cuantía prevista para el fondo especial se incremente al menos un 10% en el año 2014 y otro 10% en 2015.  

La Diputación de Ávila recibirá un total de 1,3 millones de euros; la Diputación de Burgos, 1,8 millones de euros; la Diputación de León, 2,1 millones de euros; la Diputación de Palencia, 1,2 millones de euros; la Diputación de Salamanca, 1,8 millones de euros; la Diputación de Segovia, 1,1 millón de euros; la Diputación de Soria, 1,1 millones de euros; la Diputación de Valladolid, 1,5 millones de euros; y la Diputación de Zamora, 1,4 millones de euros.  

A su vez, la Junta ha previsto en el protocolo una cuantía para las diputaciones que tengan entre sus competencias la gestión de los centros sociales, que recibirán en el 2013 más de 4,1 millones de euros en concepto de políticas sociales destinadas a personas con discapacidad y con problemas de salud mental.

Las diputaciones que percibirán esta subvención serán Ávila con 254.542 euros, León con 1,2 millones de euros, Palencia con 802.736 euros, Salamanca con 52.623 euros, Segovia con 359.211 euros, Soria con 710.854 euros, y Zamora con 755.116 euros.   Siguiendo con el desarrollo económico del acuerdo básico firmado entre Junta, PP y PSOE de Castilla y León, las diputaciones se comprometen a colaborar con la administración autonómica durante el 2013, en los términos que la Junta acuerde, en la gestión de las ayudas del fondo incondicionado para los municipios menores o iguales de 20.000 habitantes, conservando la Junta la concreción de los criterios de distribución y cuantías correspondientes a cada municipio.  

De esta cuantía total, que se transferirá antes del 31 de mayo de 2013, los municipios de Ávila recibirán 2,4 millones de euros; Burgos con 3,2 millones; León con 5,4 millones; Palencia con 2,1 millones; Salamanca con 4 millones de euros; Segovia con 2,2 millones; Soria con 1,4 millones; Valladolid con 3,4 millones; y Zamora recibirá 2,5 millones de euros.