La Diputación de Salamanca permite los 'malos humos' en el recinto ferial

Imagen habitual en el recinto ferial de Salamanca (Foto: Chema Díez)

Lunes tras lunes, el recinto ferial de Salamanca se convierte en el cortijo de los fumadores pese a los carteles que indican su prohibición de acuerdo con la ley vigente, aprobada en el año 2010. Ni caso...

Hay quien se salta la ley 'a la torera', quizá porque se cree por encima de ella... y este hecho ocurre cada lunes en el recinto ferial de Salamanca, con la absoluta permisividad de la Diputación, presidida por Javier Iglesias, quien debe considerar menores estos menesteres.

 

Es toda una imagen habitual ver encenderse un cigarrillo o puro a decenas de profesionales del sector que cada semana se dan cita en el recinto ferial para acudir a las diferentes mesas o al recinto de ganado para sus operaciones de compra-venta.

 

Y, todo ello, haciendo caso omiso a los carteles que existen en diferentes zonas de estas instalaciones, propiedad de la institución provincial, saltándose la Ley Antitabaco, aprobada en el ejercicio 2010, hace ya casi 7 años.

 

Imagen de uno de los carteles que indica la prohibición de fumar (Fotos: Chema Díez)

 

Ante esta situación, ¿por qué ningún organismo toma cartas en este asunto? ¿Por que se permite el incumplimiento constante de la legalidad vigente? ¿Por qué hay malos humos en un lugar en el que está prohibido?

 

De este modo, el 30 de diciembre de 2010, se aprobó la ley que modificó la anterior ( la Ley 28/2005, de 26 de diciembre) y que entró en vigor el 2 de enero de 2011.

 

¿QUÉ DICE LA LEY?

 

En este sentido, la ley es muy clara tal y como recoge el Boletí­n Oficial del Estado (BOE); así, la Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, supuso un hito importante en la polí­tica de España en la lucha contra el tabaquismo, tanto en lo que se refiere a la prohibición de fumar en lugares públicos como a las medidas encaminadas a potenciar la deshabituación del tabaco y a tratar de erradicar a medio y largo plazo el hábito de fumar.

 

“Transcurridos más de cuatro años de aplicación de la Ley, es patente, como se desprende de diversos estudios realizados al respecto, la necesidad de avanzar en la protección de la salud de los ciudadanos ampliando la prohibición de fumar en espacios públicos cerrados y colectivos, lo que, por otro lado, satisface las demandas de los ciudadanos, como corroboran encuestas oficiales recientemente realizadas".

 

Artículo: Modificación de la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco.

 

ARTÍCULO 7: PROHIBICIÓN DE FUMAR

 

Se prohíbe fumar, además de en aquellos lugares o espacios definidos en la normativa de las Comunidades Autónomas en: centros de trabajo públicos y privados, salvo en los espacios al aire libre; Centros y dependencias de las Administraciones públicas y entidades de Derecho público. Centros, servicios o establecimientos sanitarios, así como en los espacios al aire libre o cubiertos, comprendidos en sus recintos, entre otros muchos entre los que se encuentran los hospitales. Basta con mirar el BOE del 31 de diciembre de 2010, donde se recoge toda la información sobre la nueva ley.

 

"Se puede fumar en centros psiquiátricos o residencias de mayores, en los lugares habilitados para tal fin, nada más".

 

SANCIONES

 

Para el que incumpla la ley, también hay sanciones "las infracciones leves se sancionarán con multa de 30 a 600 euros, salvo la consistente en fumar en lugares prohibidos prevista en el artículo 19.2.a), que será sancionada con multa de hasta 30 euros si la conducta infractora se realiza de forma aislada; las graves, con multa desde 601 euros hasta 10.000 euros, y las muy graves, desde 10.001 euros hasta 600.000 euros”, señala el BOE.