La Diputación de Badajoz renueva su cabaña ganadera y compra ibéricos en una explotación de Salamanca

Los tres machos elegidos son de la variedad lampiño, propiedad de un ganadero de La Fuente de San Esteban, con el fin de renovar la explotación de La Cocosa. Su precio, 1.500 euros por animal.

Salamanca sigue siendo una de las cunas del cerdo ibérico por excelencia en el ámbito de España. Quizá por ello la Diputación de Badajoz ha puesto sus ojos en esta provincia para poder renovar, poco a poco, su cabaña ganadera dentro de este sector.

 

Al menos eso es lo que recoge una información del diario Hoy,es, que revela que la institución provincial pacense ha comprado tres ejemplares de la variedad lampiño, en peligro de extinción, a un ganadero de la localidad salmantina de La Fuente de San Esteban. Se trata de tres animales de entre 8 y 13 meses de edad, cuyo precio por cabeza ha ascendido a 1.500 euros.

 

Según Hoy.es, el objetivo es renovar 'la sangre' de la cabaña ganadera de la explotación situada en la finca La Cocosa. El ganadero salmantino es Tomás García González, quien se llevó, en la Feria de Zafra, el premio a la Mejor Ganadería junto al extremeño Francisco Hernández Benegas.

 

El ibérico de Salamanca tiene muchos clientes, incluso en Extremadura, tierra de gran tradición.