La Diputación de Ávila dice 'no' a medios con anuncios de prostitución y retrata a Iglesias y Mañueco

Alfonso Fernández Mañueco y Javier Iglesias, en el interior de la torre de los Anaya.

La institución abulense, gobernada por el PP, deja de poner dinero en los medios que tengan anuncios de prostitución, al aprobar una moción como la que la Diputación y el Ayuntamiento de Salamanca han rechazado en sus plenos.

La Diputación de Ávila, gobernada por el PP, ha dado el paso que los 'populares' de Salamanca se han negado a dar en la Diputación y Ayuntamiento salmantinos. Lo ha hecho en una cuestión relaccionada con la violencia de género y el pacto nacional firmado en torno a esta materia, que ni el consistorio ni La Salina respetan en uno de sus preceptos. Se trata del asunto de los anuncios de prostitución, la sección de 'contactos' que todavía publican muchos medios escritos, y que está en el punto de mira del pacto nacional contra la violencia de género.

 

El pasado día 29 de enero, la Diputación de Ávila aprobaba una moción para que, en los procesos de contratación con medios de comunicación, se incluyan cláusulas sociales que primen las líneas editoriales que hayan renunciado a la publicación de anuncios que puedan fomentar la violencia de género y la prostitución. Es decir, que se de prioridad a aquellos medios que no publiquen este tipo de anuncios. También se incluye en este acuerdo la no concesión de subvención alguna a medios de comunicación que publiquen anuncios que puedan fomentar la violencia de género y la prostitución y se insta a los gobiernos central y autonómico a promover algún tipo de normativa que impida a los medios de comunicación lucrarse con la explotación sexual, mediante anuncios o publicidad.

 

El resultado es que la Diputación de Ávila ya ha comunicado a los medios su decisión y las nuevas reglas del juego. La moción la había presentado el grupo Trato Ciudadano, agrupación formada por representantes locales de diferentes partidos; tiene en sus filas y como representantes a personas participantes en el 15M, en plataformas de vivienda o en el gupo ecologista Equo. Parecido al grupo Ganemos Salamanca, que presentó mociones similares sin éxito en las insituciones salmantinas.

 

 

EN SALAMANCA, NO

 

El 6 de octubre de 2017, el PP del alcalde Alfonso Fernández Mañueco, con el apoyo en este caso de Ciudadanos, se negó a aprobar en el Ayuntamiento de Salamanca una moción del grupo municipal Ganemos que pedía retirar la publicidad institucional y dejar de contratar con medios de comunicación que tengan anuncios de prostitución en sus páginas. Tanto los concejales del PP como de C's aludieron a la falta de una normativa y a la complicación de fijar el criterio. "No estamos por prohibir ni coaccionar a los medios de comunicación", dijeron. 

 

En noviembre pasado, el grupo Ganemos llevó a La Salina la misma moción y propuso que la Diputación retirar la publicidad institucional en medios que publicaran anuncios de contactos. La petición fue rechazada en el pleno, en el que el PP que preside Javier Iglesias tiene la mayoría, también porque no había normativa estatal que desarrollara la prohibición.

 

La normativa que echan en falta sería el desarrollo de uno de los puntos del pacto estatal contra la violencia de género, que ya incluye para el futuro tomar la determinación de prohibir la publicidad institucional o las subvenciones públicas a medios que publiquen anuncios de contactos.  aprobar mociones del mismo tipo. Sin embargo, no ha sido obstáculo para que ahora Ávila o antes la Junta de Andalucía se decidan a no subvencionar a empresas con anuncios de contactos. El consistorio salmantino no lo tuvo en cuenta, lo mismo que hizo días después la Diputación salmantina.

 

En ambos casos, Diputación y Ayuntamiento tienen como principal cliente de su publicidad institucional, y colaborador de actividades culturales para las que se firman convenios de colaboración, a un medio que mantiene anuncios de prostitución en sus páginas.