La Diputación da la espalda a los productores locales: no cuentan para el suministro de los comedores públicos

El diputado de Ganemos Gabriel de la Mora. Foto: De la Peña

Ganemos denuncia que el contrato para el suministro de alimentos para la cocina fría de los comedores de las residencias y centros de la Diputación no contempla la posibilidad de primar los productos ecológicos, de proximidad y de productores locales a pesar de que así se acordó en el pleno.

Menús sin alimentos de productores y mercados locales y ni rastro de producción ecológica. Esto es lo que incentiva la Diputación de Salamanca en el contrato para el suministro de los productos alimenticios con los que se hacen las elaboraciones en la polémica cocina central de línea fría de la institución provincial. El motivo, que el pliego de condiciones del generoso contrato, 200.000 euros por un año, no incluye ningún criterio para primar la inclusión de productores de agricultura ecológica o de productores de proximidad, a pesar de que existe un acuerdo para hacerlo.

 

Así lo ha denunciado el diputado de Ganemos, Gabriel de la Mora, que ha criticado que uno de los pocos pliegos que se está trabajando este mes de agosto se salte los acuerdos de pleno. De hecho, en octubre de 2016, la Diputación se comprometió a implantar progresivamente la utlización de productos ecológicos en los menús de los comedores de sus tres residencias, pisos hogar y la escuela infantil Guillermo Arce, con el voto a favor del PP. Sin embargo, el pliego del contrato no incluye ninguno de estos criterios.

 

Por este motivo, De la Mora asegura que el PP está "engañando a los productores de la provincia a los que les dijo que iba a incluir este criterio" en la compra de alimentos para los menús de sus centros dependientes. Sin embargo, el pliego no contempla que una empresa que ofrezca este tipo de productos cultivados en proximidad, comprados en mercados locales y de producción ecológica tenga más puntos por ello. De la Mora ha anunciado que pondrá un recurso de reposición para frenar el pliego y que la contratación de este suministro incluya lo acordado.

 

De la Mora ha apuntado al auténtico problema con este contrato de suministro, que es de partida ya que el modelo elegido por la Diputación hace años es que se elabore todo en la "conflictiva" cocina industrial de línea fría que implantó la institución hace años en la que los problemas laborales y de producción son constantes. Al centralizar la elaboración de los menús, se centraliza también la compra de los productos, lo que elimina a los productores locales. En su lugar, Ganemos "apuesta por la comida fresca y por que cada centro haga su compra en sus mercados locales y a productores de proximidad", con la cocina en los propios centros.