La Diputación apuesta por gastar 18 millones en externalizar el mantenimiento de las carreteras

Carretera en obras en la provincia.

El equipo de Gobierno saca adelante el contrato de mantenimiento por más de 18 millones, y seguirá reduciendo la carga de trabajo de su propio servicio de mantenimiento. Ganemos apuesta por recuperar el control del mantenimiento y hacerlo directamente con trabajadores de La Salina.

La Diputación de Salamanca ha sacado adelante en un pleno extraordinario este miércoles, a las ocho y media de la mañana, el plan de carreteras, que en realidad es la licitación de un contrato de 18 millones de euros para que una empresa suministre material y haga parte de los trabajos. Esta medida supone apostar por externalizar el servicio en detrimento de la propia cuadrilla de mantenimiento de la Diputación, que ha funcionado durante años y a la que, poco a poco, se está restando trabajo.

 

El contrato aumenta de cuantía hasta los 18,4 millones de euros (1,2 millones más) por cuatro años, con lo que se va a convertir en objeto de deseo por parte de las empresas del sector. En principio, sólo habrá tres que se salgan con la suya porque el contrato se divide en tres zonas geográficas y la empresa que gane una no podrá adjudicarse ninguna más.

 

El contrato consiste fundamentalmente en el suministro del material y maquinaria necesarios para llevar a cabo el mantenimiento de la red de carreteras dependiente de la Diputación, ya que seguirá funcionando la cuadrilla que a tal efecto tiene La Salina con personal propio. Eso sí, seguirá perdiendo protagonismo porque no se suplen las jubilaciones: ahora mismo son 70 personas. Eso da más peso a la contratación exterior, ya que con menos efectivos la cuadrilla cada vez podrá asumir menos tareas.

 

El grupo Ganemos se ha mostrado en contra del Plan de Conservación porque “no se trata de un plan, sino de la licitación de un contrato plurianual”. Según aseguró el diputado Gabriel de la Mora, “no se justifica la contratación del mantenimiento de las carreteras cuando se cuenta con brigadas propias para realizar el mantenimiento. Habrá que dotar de forma suficiente estas brigadas para que funcionen adecuadamente en lugar de duplicar el servicio de forma absolutamente ineficiente".

 

Desde la agrupación ciudadana criticaron que “no se ha realizado la evaluación de la privatización llevada a cabo, por lo que no se ha justificado la mejora en la prestación del servicio. Al contrario, se ha dificultado el control de la ejecución del mantenimiento además de reducirse la transparencia en cuanto a conocer con claridad qué es lo que deben hacer las brigadas de la Diputación y qué corresponde al servicio privatizado”.

 

Ganemos Salamanca apuesta por recuperar la ejecución del servicio para prestarlo directamente y, sólo recurrir a externalizaciones puntuales, pero asegurándose un adecuado control y seguimiento de la ejecución, incluyendo cláusulas sociales y ambientales, con un auténtico contenido material, que asegure que la externalización no supone pérdida de derechos laborales, mejorando las condiciones en el empleo, reduciendo la contaminación y la gestión de los residuos, más allá de las leyes vigentes y otorgando un plus de calidad a los servicios públicos.

Noticias relacionadas