La Diputación anuncia que deja los viveros de empresa sin haber pagado ni comunicado nada

Lo ha confirmado en el pleno de hoy en respuesta a una consulta del grupo socialista. Alega que ha llegado el momento de que funcionen por su cuenta. Dice haber abonado todas las cuotas que debía, pero en la Cámara no hay constancia.

El equipo de Gobierno de Javier Iglesias en la Diputación de Salamanca acaba de anunciar en el pleno de la institución que abandona los viveros de empresa de la Cámara en los que ha venido participando. Es la culminación del proceso iniciado meses atrás y en el que ha venido dificultando la actividad de los tres viveros en los que partipa con su negativa a renovar los convenios y acumulando una importante deuda por impago de las cuotas de participación.

 

Según la Diputación, ha llegado el momento de que los viveros funcionen de manera autónoma y ha anunciado que ha pagado las cuotas que debía. Sin embargo, fuentes de la Cámara de Comercio indican que no tienen constancia de esos pagos y, lo que es más grave, no se les ha comunicado nada sobre la salida de la Diputación. Los viveros se rigen por sendos convenios en los que participan la institución provincial y los ayuntamientos de Salamanca, Ciudad Rodrigo y Peñaranda en su localidad respectiva. 

 

La Diputación se ha negado a responer a las peticiones para renovar los convenios que expiraban, caso de Ciudad Rodrigo y Peñaranda; en el primer caso, la Cámara ha llegado a un acuerdo con las empresas allí radicadas para continuar cambiando las condiciones de permanencia. El de Salamanca tiene convenio vigente hasta 2015.

 

La Diputación ha acumulado una importante deuda en los últimos años por impago de las cuotas acordadas, que llegó a superar los 70.000 euros por participaciones de los tres viveros. La institución se ha escudado en la falta de justificación de facturas, pero eso no ha impedido que los ayuntamientos participantes, gobernados también por el mismo signo político e incluso por la misma persona, caso de Ciudad Rodrigo, hayan cumplido.