La Diputación anticipará antes del 15 de mayo las ayudas para el Plan de Empleo

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, y la diputada Chabela de la Torre.

Se estima la creación de unos mil empleos gracias a esta iniciativa, que es "compatible" con otros planes de empleo como el de la Junta

La Diputación de Salamanca tiene previsto ingresar a los ayuntamientos antes del 15 de mayo las partidas que correspondan a cada uno de ellos en el Plan Especial de Empleo y Apoyo Municipal de la Administración provincial.

 

Según ha recordado el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, esta iniciativa, con respaldo “unánime” de la corporación, cuenta con un presupuesto de 4,2 millones y tiene previsto crear un millar de contratos en los próximos meses.

 

El reparto será “similar” al que ya se produjo con el Plan especial de sequía. De esta forma, el pueblo con menos población (18 habitantes), Villasdardo, contará con 5.736 euros, y Ciudad Rodrigo, Béjar y Santa Marta de Tormes, que son los que más tienen a excepción de la capital, dispondrán de 137.960 euros.

 

Las cantidades que recibirán se dividirán en dos partidas, que contarán con la misma cantidad cada una de ellas. La primera tendrá que destinarse obligatoriamente a la contratación de personal, y la segunda se podrá destinar a lo mismo, al pago de facturas pendientes o a la compra de material para nuevas iniciativas.

 

Acompañado de la delegada del área de Economía y Hacienda de la Administración provincial, Chabela de la Torre, Iglesias ha manifestado que espera que se adhieran al plan todos los municipios, puesto que podrán sufragar la totalidad de los contratos con las partidas recogidas, sin necesidad de aportación alguna de las arcas municipales.

 

PROCEDIMIENTO

 

Los 361 municipios de la provincia recibirán en los próximos días una carta en las que se les informa del proyecto y tendrán hasta el 15 de marzo para confirmar que se acogen a esta medida, que es “compatible” con otros planes como el de Empleo autonómico.

 

Antes del 15 de mayo contarán con las cantidades asignadas a cada consistorio y tendrán que justificar los pagos a fecha límite del 15 de diciembre, ha apuntado el presidente.

 

La duración mínima de los contratos por obra y servicio o formación serán de dos meses, salvo los que sean de formación, y tendrán que estar dentro del periodo del 1 de enero al 30 de noviembre del presente año.

 

Entre los requisitos,  el contrato tiene que ser de al menos el 50 por ciento de la jornada laboral, hasta el 100 por ciento si así lo estima el ayuntamiento en cuestión, y los empleados tienen que estar sin trabajo y figurar como demandantes de empleo en el ECYL.