La Diócesis de Salamanca retomará las misas con condiciones sanitarias en los municipios que pasan a la fase 1

Iglesia

Los templos de la diócesis que abrirán sus puertas son los de Aldeadávila de la Ribera, Masueco, La Zarza de Pumareda, Miranda del Castañar, Cepeda, Garcibuey, Herguijuela de la Sierra, Madroñal, Sequeros, Sotoserrano y Villanueva del Conde.

La Diócesis de Salamanca retomará las misas en los municipios de su demarcación que han pasado a la fase 1 de la desescalada, aunque con las condiciones sanitarias y litúrgicas previstas para garantizar la seguridad de los fieles.

 

Así lo han avanzado en un comunicado en el que recuerdan que "el inicio de la fase 1 lleva consigo la posibilidad de celebrar reuniones de hasta 10 personas y reabrir las iglesias al culto, con las condiciones sanitarias y litúrgicas que ya incluimos en las Orientaciones pastorales dadas el día 6 de mayo".

 

De esta forma, los municipios de estas cuatro zonas básicas de salud charras que han avanzado a la fase 1 y que pertenecen a la Diócesis de Salamanca son Aldeadávila de la Ribera, Masueco, La Zarza de Pumareda, Miranda del Castañar, Cepeda, Garcibuey, Herguijuela de la Sierra, Madroñal, Sequeros, Sotoserrano y Villanueva del Conde.

 

No obstante, la diócesis recuerda que "la inmensa mayoría de las iglesias de la Diócesis de Salamanca continúan cerradas al culto con participación de los fieles hasta la fecha posterior que proponga la autoridad sanitaria de Castilla y León y sea aprobada por el Ministerio de Sanidad".

 

Condiciones sanitarias

 

La Diócesis de Salamanca ya emitió el pasado día 6 unas Orientaciones pastorales para la celebración segura de las eucaristías en el momento en que sea posible. De esta forma, en la fase 1 se permite un tercio del aforo en los templos. Por ello, dispensan a los fieles de la obligación de participar en la celebración de la eucaristía los domingos y recomiendan la participación a través de la televisión o la radio.

 

Además, se han previsto otras medidas como limitar el aforo al número de bancos existentes en cada templo y en cada banco se sentarán dos personas, una en cada extremo y dejando un banco libre entre cada uno ocupado. Otras medidas incluyen la supresión del rito de la paz, tomar la comunión en silencio, las pilas del agua bendita estarán vacías, las puertas de los templos estarán abiertas para evitar tocarlas y habrá que ofrecer geles hidroalcohólicos o desinfectantes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: