La DGT refuerza las plantillas de examinadores en varias provincias de la región
Cyl dots mini

La DGT refuerza las plantillas de examinadores en varias provincias de la región

Una persona se abrocha el cinturón de seguridad.

Las jefaturas de León, Valladolid, Ávila, Burgos y Segovia dispondrán de once examinadores extra durante este verano.

La Dirección General de Tráfico en Castilla y León refuerza la plantilla de examinadores en las jefaturas provinciales de tráfico con la incorporación de 11 examinadores más en un momento como es el verano en el que aumenta la demanda de aspirantes a obtener el permiso de conducir. Hasta el momento, ya se han incorporado siete examinadores, tres de ellos en la Jefatura de León, dos en la de Valladolid y uno en las de Ávila y Burgos.

 

Además, está previsto que el 2 de agosto, cuando terminen su periodo formativo, se incorporen otros cuatro examinadores más con destino en las Jefaturas de León, Segovia y Valladolid.

 

Todas estas incorporaciones forman parte del compromiso de la Dirección General de Tráfico para aumentar la capacidad de examinar en algunas jefaturas concretas así como hacer frente a la demanda estacional de realización de exámenes en momentos determinados, como por ejemplo la de los meses de verano que ahora comienzan.

 

Según Inmaculada Matias, coordinadora regional de Tráfico en Castilla y León y Jefa provincial de tráfico en Valladolid "la incorporación de estos once funcionarios examinadores se ha producido en un momento crucial como es el verano, periodo en el que se origina una mayor demanda de aspirantes a obtener el permiso de conducción".

 

"Sin duda, una buena noticia ya que nos permite aumentar la capacidad de examinar y dar un mejor servicio público a los ciudadanos que, en definitiva, es lo que importa", recoge E. Press.

 

Hasta el 30 de junio del 2021 se han realizado 30.970 pruebas de circulación en Castilla y León habiendo aprobado 16.309, es decir que casi la mitad de los alumnos que se presentan suspenden y tienen que volver a examinarse. Si se revirtiera esta situación, aprobando un mayor número de alumnos, los tiempos de espera para examinarse del práctico descenderían en toda la Comunidad.