La despoblación sigue golpeando a Salamanca, que pierde 5.586 habitantes en el último año

(Foto: Chema Díez)

La provincia cuenta, además, con una media de edad de 46,1 años y una población inmigrante que asciende a 16.086 personas.

La población de residentes en Castilla y León a 1 de enero de 2013 era de 2.515.473 personas, por lo que se han perdido 30.605 habitantes en comparación con los datos de 2012, según el avance del padrón publicado este lunes por el INE.

  

Estos datos, recogidos por Europa Press, reflejan una reducción de la población de residentes en la Comunidad del 1,2 por ciento, por encima de la caída nacional que ha sido del 0,4 por ciento, al pasar de 47,26 millones de habitantes en 2012 a 47,05 millones a 1 de enero de 2013.

  

Castilla y León, junto con Andalucía (-28.711 habitantes) y la Comunidad Valenciana (-24.901) son las comunidades que más residentes han perdido en el último año, aunque todas las regiones, según este avance provisional, han perdido población, a excepción de la ciudad autónoma de Melilla, que ha ganado 2.798 personas.

  

De los 2.515.473 ciudadanos que viven en Castilla y León, 168.149 residen en Ávila (3.116 habitantes menos que en 2012); 370.854 en Burgos (-4.116); 488.254 en León (-6.197 habitantes); 168.751 en Palencia (-1.962 habitantes); 344.978 en Salamanca (-5.586 habitantes); 161.356 en Segovia (-2.345 habitantes); en 93.136 en Soria (-1.386 habitantes); 531.759 en Valladolid (-2.521 habitantes) y 188.236 en Zamora (-3.376 habitantes).

  

Por otro lado, de los 2,51 millones de personas que residen en la Comunidad, 163.491 son ciudadanos extranjeros, lo que representan el 6,5 por ciento del total de la población de Castilla y León. En este caso, también se ha registrado un descenso de la población extranjera respecto a 2012 en 10.018 personas.

  

La población inmigrante se reparte de la siguiente forma: Ávila 13.321 extranjeros; Burgos, 32.388; León, 24.879; Palencia, 7.170; Salamanca, 16.086; Segovia, 20.662; Soria, 9.194; Valladolid, 31.691 y Zamora, 8.100.

  

La edad media de la población castellanoleonesa es de 45,6 años aunque Zamora es la provincia con la edad media más elevada, 48,8 años, seguida de León (46,9 años), Palencia (46,3 años), Soria y Salamanca (46,1), Ávila (46 años), Burgos (44,6 años), Segovia (44 año)  y Valladolid (43,7 años).