La despoblación deja Salamanca sin bancos: casi 70.000 salmantinos viven sin sucursal en su pueblo

Uno de cada cinco salmantinos no tiene sucursal bancaria a la que ir: son 10.000 más en poco más de un año. El 84,8% de los municipios de la provincia no tienen oficina tras cerrar 150 en la última década.

La despoblación afecta a todos los ámbitos de la vidada en los pueblos, y también ha tocado un derecho no menos fundamental: el de poder tener una sucursal bancaria en la que hacer trámites como sacar dinero o pagar recibos. La primera década de la reestructuración bancaria ha dejado sin una sucursal a la que acudir a buena parte de la población del mundo rural. El fenómeno se llama exclusión bancaria y se manifiesta con toda crudeza en Castilla y León y, especialmente, en provincias como Zamora, Soria, Ávila y, también, Salamanca. La situación se resume en que uno de cada cinco salmantinos no tiene sucursal en su municipio porque el 85% de los pueblos de la provincia ya no tiene banco o caja.

 

Las entidades bancarias siguen cerrando bancos. La reestructuración del sector bancario español continúa reduciendo la red de sucursales repartidas por el territorio. En junio de 2018 operaban en España un total de 27.320 oficinas de entidades de depósito, lo que supone un 40% menos que en 2008, cuando eran 45.662 en total. En Europa han sido más de 9.000 en pocos años. En el caso de Salamanca, en 2017 operaban 259 sucursales y ahora son 252, con los datos de junio. En la última década han cerrado el 38% de las que había: se ha pasado de las 407 de 2008 a las 252 actuales. Es la cifra más baja desde 1980.

 

El cierre de oficinas, como se ve, sigue adelante por la migración del negocio de banca hacia los servicios electrónicos en detrimento de la oficina presencial de toda la vida. Y los más afectados son los ciudadanos que viven en municipios pequeños. En Salamanca, según el último estudio del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), con datos del INE y de la guía de la banca, 307 municipios de los 362 que existen ya no tienen sucursal, el 84,8%; son más que hace un año, cuando la oficina bancaria había desaparecido de 299. En estos municipios sin sucursal viven 69.008 personas, el 20,7% de la población. Hace un año eran 58.690, el 16% de la población.

 

Esto convierte a Salamanca en una de las más afectadas por la exclusión bancaria. Es una de las cuatro provincias en las que la falta de sucursal afecta a más del 20% de la población: en Zamora es el 27,7%, la cifra más alta de España, seguida de Ávila, Salamanca y Segovia. En cuanto al porcentaje de municipios sin sucursal, Salamanca también está en los 'puestos de honor': con el 84,8% de sus municipios sin oficina, solo por detrás del 85,9% de Palencia.

Comentarios

Justo 04/12/2018 10:18 #2
Lo que deja a Salamanca sin bancos es lo mismo que deja sin bancos al resto del mundo, internet. Todos, a excepción de los más mayores, no pisamos casi nunca una oficina, y las nuevas generaciones no lo harán jamás. Las oficinas no tienen sentido hoy en día, por mucha pena que nos den sus trabajadores. Además, te cobran hasta por entrar, así que el futuro es poco prometedor para ellos, que ni han sabido reaccionar a tiempo ni se merecen mucho más por el maltrato que recibimos los clientes. R.I.P.
Sinvida 04/12/2018 10:16 #1
Sin bancos, sin curas, sin médicos... al final sin pueblos y somos tan idiotas que no sabemos lo que nos perdemos

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: