La deducción del alquiler para jóvenes se queda sin inquilinos en Salamanca

La posibilidad de desgravar el alquiler para menores de 30 años pierde fuelle y cada vez menos jóvenes salmantinos la disfrutan por el éxodo juvenil. El número de beneficiarios cae un 25% en los últimos años.

La desgravación del alquiler para jóvenes en el IRPF también parece notar el efecto del éxodo juvenil que tanto preocupa en Salamanca. Esta figura permite ahorrarse parte del alquiler a la hora de hacer nuestra declaración de impuestos cada año, eso sí, siempre que el piso que alquilamos sea nuestra vivienda habitual. Sin embargo, en los últimos años la cifra de los que se han beneficiado de esta medida es cada vez menor.

 

Según una respuesta parlamentaria al diputado socialista David Serrada, el número de personas menores de 30 años que se beneficiaron de la deducción por alquiler fueron en la provincia de Salamanca 1.974 en 2012, 1.638 en 2013 y 1.562 en 2014; en la ciudad de Salamanca fueron 1.120 en 2012, 913 en 2013 y 889 en 2014. La cantidad total que los propietarios de viviendas pudieron desgravar en los ejercicios 2012, 2013 y 2014 ascendió a un total de 12.595.268 euros en la provincia de Salamanca (8.087.776 euros en el municipio de Salamanca). Eso supone que la deducción media que lograron los jóvenes salmantinos ronda los 2.200 euros.

 

Las deducciones por alquiler para el inquilino de un piso son parecidas a las que se aplican en las hipotecas y en la compra de vivienda habitual, y las hay de carácter estatal y autonómico. El tramo estatal incluye una deducción del 10,05% de las cantidades aportadas en concepto de alquiler siempre que la base imponible sea inferior al 24.020 euros. 

 

Como ocurre con las hipotecas, la base máxima de la deducción es de 9.040 euros, lo que deja la deducción máxima en 906 en el mejor de los casos. La desgravación por alquiler es progresiva, de forma que sólo las rentas inferiores a 12.000 euros podrán deducir sobre la base máxima de 9.040 euros.