La decisión que va a retrasar hasta cuatro años la electrificación de la línea de Fuentes de Oñoro

La tardía licitación de contratos retrasa la construcción de las subestaciones que deben dar electricidad a la línea férrea de Fuentes de Oñoro: tardarán al menos 42 meses en dar energía a los trenes.

42 meses para que una vía electrificada tenga electricidad. Esto es lo que habrá que esperar según el Gobierno para que la millonaria inversión en la electrificación de la línea férrea Salamanca-Fuentes de Oñoro pueda alimentar los trenes de tracción eléctrica para los que, en buena lógica, se hace la inversión de mejora de esta conexión. La explicación a semejante demora reside en la decisión haber dejado para el final la licitación de la construcción de las subestaciones, las instalaciones que deben proporcionar tracción eléctrica a una línea pensada para funcionar con trenes eléctricos. Una decisión que corresponde al anterior Gobierno del PP.

 

En una respuesta parlamentaria, los diputados del PP en Salamanca José Antonio Bermúdez de Castro, María Jesús Moro y Bienvenido de Arriba preguntan por los avances en la electrificación de la línea de Fuentes de Oñoro. "Está previsto finalizar los trabajos de la línea área de contacto y adaptación de instalaciones de seguridad y telecomunicaciones a finales de 2019", responde el Gobierno. 

 

La segunda parte de la respuesta se refiere a las instalaciones que llevarán la energía a la línea para la tracción de los trenes. "Respecto a las subestaciones, está previsto que, una vez que concluyan los trámites administrativos previos preceptivos, den comienzo los trabajos de ampliación de un centro de autotransformación y construcción de 2 nuevos, telemando de energía y líneas aéreas de alta tensión, con un plazo de ejecución de 42 meses", asegura. El motivo es que estos contratos para construir las subestaciones se han dejado para el final, mientras sí se ha avanzado en la licitación y la adjudicación de vías, catenaria...



La licitación del contrato de mantenimiento de las instalaciones de energía para la electrificación del tramo Salamanca-Fuentes de Oñoro fue comprometido por Adif a finales de 2017 y se mantuvo el compromiso durante 2018. Este contrato es el que incluye la ejecución de las obras y el mantenimiento de las subestaciones y centros de autotransformación asociados, telemando de energía y líneas de alta tensión de dicho tramo. Fue adjudicado en junio de 2018 a Elecnor por más de 21 millones de euros con 42 meses de plazo. El contrato de asistencia fue adjudicado, no obstante, en diciembre pasado.

 

La licitación de las obras para construir las subestaciones, las líneas de alta tensión, los centros de autotransformación y los de telemando son un paso fundamental. Para resumir, se trata de las obras para llevar la energía necesaria para hacer operativa la electrificación. Sin estas instalaciones, es inútil instalar toda la catenaria porque no habrá manera de que le llegue electricidad para suministrar a los trenes. Como ejemplo, decir que en otras líneas de alta velocidad, como la Madrid-Zamora-Galicia, las subestaciones ya están hechas cuando la línea y la catenaria se están terminando: las instalaciones eléctricas se hicieron, como es lógico, antes.

 

El proyecto de electrificación lleva comprometido desde 2015, pero los trámites han ido demorando todos los plazos previstos. El año 2017 se perdió casi completo en la tramitación de los primeros contratos y sólo había dinero para estudios y proyectos previos. En 2018 había más presupuesto previsto, pero las adjudicaciones de contratos fueron llegando escalonadamente y poco se ha ejecutado en realidad.

 

El futuro de esta línea, que ha sido la bandera del anterior Gobierno en materia de inversión en infraestructuras en Salamanca, es todo un misterio precisamente por la falta de planes. Como reconoció hace unos meses el Ejecutivo del PP, la utilización final de esta línea se sabrá una vez electrificada, realizando un estudio pertinente.

 

El Secretario de Estado de Infraestructuras en el Gobierno de España esquivó hace meses, en respuesta a una pregunta oral realizada por el diputado del PSOE por Salamanca, David Serrada, y en una comparecencia realizada en el Congreso a petición del parlamentario salmantino, dar plazos concretos, en relación a la finalización del proyecto de electrificación de la línea férrea entre Salamanca y Fuentes de Oñoro. Una obra que, a juicio de los socialistas salmantinos, debe estar finalizada a la mayor brevedad posible dada su importancia para el desarrollo de la provincia.