La decisión de 'blindar' la Plaza Mayor en los conciertos de Ferias y Fiestas, en manos de la Policía Local
Cyl dots mini

La decisión de 'blindar' la Plaza Mayor en los conciertos de Ferias y Fiestas, en manos de la Policía Local

La retirada de sillas y mesas de las terrazas y el control de aforos, aplicado por primera vez en 2017, se repetirá este año si la Junta Local de Seguridad lo recomienda como ya hizo el año pasado.

Este martes el consistorio ha anunciado los conciertos de Ferias y Fiestas 2019 que volverán a tener como escenario principal la Plaza Mayor de Salamanca. Conciertos que suelen tener una gran afluencia, especialmente los de los fines de semana y las noches señaladas. Y aunque a día de hoy no hay una decisión tomada, todo apunta a que se repetirá el 'blindaje' de la plaza en su versión de recinto para conciertos: si la seguridad lo requiere, habrá retiradas de terrazas y control de aforos.

 

La decisión final y última la tiene la Policía Local y, más concretamente, la junta de seguridad en la que se deciden todas las cuestiones de protección civil y seguridad para las Ferias y Fiestas. Fue allí donde, el año pasado, se determinaron las medidas necesarias que incluían el control de aforo y la retirada de sillas y mesas para los grandes conciertos de la Plaza Mayor. La decisión es puramente técnica, comunican desde el Ayuntamiento de Salamanca, que estará a lo que diga la junta local de seguridad. Lo que se determine se comunicará a los hosteleros afectados.

 

Lo normal será que se tenga que repetir esta medida excepcional ya que se van a repetir las mismas condiciones que recomendaron 'blindar' la plaza en los últimos años: gran afluencia de público y necesidad de espacio, además de control de afroso. Se espera que la medida afecte a los conciertos más señalados: el 7 de septiembre (Rozalén) y 8 de septiembre (Love of Lesbian), por ser viernes y sábado y arranque de fiestas. Y los del 13 de septiembre (Dj Nano), 14 de septiembre (Hombres G) y 15 de septiembre (DVicio), viernes, sábado y domingo del segundo fin de semana. Serían cinco fechas en total.

 

La medida tiene tres años de historia, ya que en 2016 el PSOE ya pidió que se aplicara. en 2017 se puso en marcha por primera vez para los tres conciertos de más asistencia y en 2018 se repitió y amplió la decisión a cuatro días. En concreto, se quitaron sillas y mesas los días 7 y 8 de septiembre y 14 y 15 de septiembre. El Ayuntamiento de Salamanca obligó entonces a los establecimientos de la Plaza Mayor a retirar las terrazas durante los conciertos de los dos fines de semana que abarcaba ese año el programa de Ferias y Fiestas, igual que este 2019.

 

La decisión se ha fundamentando en el pasado en las medidas de seguridad y control de aforos que ya empezaron a tomarse en 2017, cuando se retiraron sillas y mesas para los conciertos con más asistencia, los de los días 7, 8 y 9 de septiembre de 2017. El PSOE fue el primer partido que, en 2016, pidió reforzar las medidas de seguridad tras el llenazo de un concierto de Alaska que obligó a limitar el acceso a la plaza y dejar fuera a muchos espectadores. 

 

El primer 'experimento' fue un concierto de DJ Luciano, que costó 35.000 euros, y que programó la fundación municipal de cultura como previo de Ferias en 2014. Entonces ya se decidió retirar sillas y mesas de las terrazas.

Noticias relacionadas