La curva de la batalla en primera línea: ¿cómo ha evolucionado la pandemia dentro del Hospital?

Sanitarios en la puerta del hospital (Foto: Arai Santana)

De los 56 hospitalizados en UCI y las tan solo 38 camas habilitadas para ello, pasando por los casi 400 hospitalizados en total. Una cuva que ha descendido entre todos.

Salamanca, aunque no con la misma rapidez que la mayor parte de las provincias del panorama nacional, dio el gran paso ante la miedosa, pero al mismo tiempo, gran desescalada, con su incorporación a fase 1 el pasado lunes, gracias a la cual bares, restaurantes y prácticamente el 100% de las tiendas colgaron el cartel de abierto por primera vez en más de dos meses.

 

No solo el número de contagios marcaba las pautas para poder o no pasar de fase, sino también la ocupación de los hospitales, donde el Hospital Clínico ha conseguido hacer frente a una curva que el 3 de abril alcanzó su mayor pico con hasta 382 personas ingresadas en planta y 54 en unidades críticas. En total, 436 personas que se encontraban luchando contra el coronavirus aisladas de sus familiares y con la protección de todo el personal sanitario.

 

La curva que muestra la evolución diaria de personas hospitalizadas en planta y en unidades de críticos nos muestra un crecimiento enorme desde el 18 de marzo hasta el 3 de abril, momento en el que se alcanza el pico anteriormente citado. De los 44 hospitalizados en planta y 4 en UCI del 18 de marzo, cuatro días después de la declaración del estado de alarma, se alcanzan los 436 hospitalizados en el tercer día del mes de abril, es decir, en tan solo dos semanas.

 

Mientras que el crecimiento diario aumentó exponencialmente hasta alcanzar su punto máximo, la bajada ha sido lenta y con leves repuntes, hasta llegar a los datos del 30 de mayo con 20 hospitalizados en planta y 7 en UCI, datos muy alentadores de cara al desarrollo de la desescalada. Dos meses en los que el trabajo incansable de un Hospital, que por momentos se tambaleaba, demostró sus ganas de acabar con el virus y con el número de fallecidos.

 

El 8 de mayo, se bajó por primera vez de los 100 hospitalizados en planta, 95, y en tan solo una semana prácticamente se descendió a la mitad de la ocupación con 59 pacientes en planta a fecha del 15 de mayo. A partir de ahí, el número ha ido descendiendo más rápidamente, al mismo tiempo que también descendía el número de fallecidos.

 

Asimismo, los enfermos más críticos ingresados llegaron a ser de 56 solo por coronavirus, por lo que las 38 camas habituales destinadas para la UCI se vieron desbordadas y se tuvo que aumentar su número hasta en 60 más, tratando de albergar a todo aquel que lo pudiera necesitar y estando muy por encima de sus posibilidades habituales.

 

Su descenso ha sido, como es lógico, más lento, con semanas enteras variando tan solo un número la cifra de ingresos. Una de las mayores bajadas se ha conocido la primera semana de mayo, cuando se pasó de 26 a 18 personas en UCI y a día de hoy siete permanecen todavía viviendo el peor lado de la pandemia.

 

 

En estos momentos, hay un total de 47 hospitalizados en unidades de críticos en Castilla y León, menos del pico alcanzado tan solo en Salamanca y 143 hospitalizados en planta. El mayor número de ingresados en plantas UCI se encuentra en Valladolid con un total de 16, por 49 hospitalizados en planta. Todavía una ciudad muy castigada por la presencia del coronavirus.

 

 

Comentarios

esto es real 31/05/2020 10:09 #1
poco se puede decir mas que un 10 para esos grandes profesionales que sin informacion ni medios de protecion adecuados sacaron adelante a muchos pacientes bravo por los grandes profesionales que siendo conscientes del riesgo que estaban corriendo incluso contagiandose muchos algunos dejaron su vida por salvar otras, todo lo contrario menos - 10, para los politicos responsables de cyl Mañueco, Igea, y la consejera Casado que miraron hacia otra parte cuando el gran foco estaba en salamanca, nada mas mirar las estadisticas de poblacion y evolucion de la pandemia, no fueron consciente de que muchos ancianos murieron en residencias sin derecho a hospitalizacion, por que estos sinverguenzas les sentenciaron a muerte, son unos verdugos que tendran que responder por ello si es que hay justicia, y si no es asi el pueblo les dira donde deben terminar, las cifras y pico de la pandemia que dan no es la exacta la exacta es que no ingresaron un porcentage muy alto de ancianos a los cuales no les dejaron ni les dieron su derecho a morir dignamente o poder ser atendidos en hospitales y recuperarse, en españa la pena de muerte hacia muchos años que desaparecio, pero estos inectos la han vuelto a aplicar LOS SANITARIOS Y PROFESIONALES UN SOBRESALIENTE, LOS RESPONSABLES POLITICOS DE SANIDAD DE CASTILLA Y LEON UN SUSPENSO CON UN GRAN 0 los familiares de esos ancianos a los que prohibieron y robaron sus derechos de ser atendidos en hospitales tendran voz y voto para juzgar los graves homicidios imprudentes de la jcyl

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: