La curación de la hepatitis C se contempla a corto plazo: "El 98% de los pacientes, se curan"

Los nuevos tratamientos libres de interferón tienen una eficacia próxima al 100 sin apenas efectos secundarios, según expertos.

Guillermo Hernández, jefe de la Unidad de Infectología dependiente de Medicina Interna  (Foto: T. Navarro)

El Plan Nacional contra la hepatitis C, puesto en marcha por gobierno español en 2015, ha conseguido que España sea uno de los países que está a la cabeza en el tratamiento de la hepatitis C a nivel mundial. Gracias a este ambicioso Plan, se ha podido tratar en estos años a más de 120000 pacientes con esta enfermedad. Además, los acuerdos alcanzados con los laboratorios han conseguido reducir notablemente el precio de estos nuevos antivirales desde el año 2015 hasta el momento actual.

 

En Salamanca, en los últimos 5 años, se han tratado con los nuevos antivirales de acción directa 675 pacientes: 365 han sido tratados en la Unidad de Enfermedades Infecciosas (60 de ellos internos del Centro Penitenciario de Topas), y 310 pacientes han sido tratados en la Unidad de Hepatología del Servicio de Digestivo; así lo explica el Jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas dependiente del Servicio de Medicina Interna del complejo Asistencial Universitario de Salamanca, Guillermo Hernández Pérez.

 

Los enfermos de hepatitis C pueden sufrir una patología leve durante mucho tiempo y no ser conscientes de que tienen hepatitis C, o descubrirlo tras hacerse unos análisis que dan un resultado positivo. Sin embargo, también existe la posibilidad de que se enteren porque la enfermedad ha progresado rápidamente; entonces el diagnóstico se realiza en una fase de cirrosis hepática o de cáncer de hígado.

 

Esta enfermedad, que desde hace años es la primera causa de fibrosis hepática en el adulto, sobre todo en Occidente, así como de cáncer primario de hígado, puede contagiarse a cualquier persona, ya que se transmite de forma parenteral y sexual. En el momento en que haya un contacto de la sangre de una persona sana con sangre contagiada se produce el contagio y la infección. En la actualidad, la hepatitis C no tiene ninguna vacuna. Sin embargo, los tratamientos pueden llegar a curar completamente a los enfermos con esta patología. 

 

El especialista indica que en la década de los 90 sólo se disponía de antivirales generales como interferón y ribavirina, que conseguían respuestas virales limitadas. En el año 2000 se produce el primer avance en el tratamiento al descubrir el interferón pegilado, que asociado a ribavirina conseguía tasas de curación cercanas al 50%. Posteriormente en el año 2011 aparecen los primeros inhibidores de la proteasa, que asociados al interferón conseguían tasas de curaciones del 60%, pero aun con importantes efectos secundarios.

 

Guillermo Hernández, jefe de la Unidad de Infectología dependiente de Medicina Interna (Foto: T. Navarro)

 

Sin embargo, a finales de 2014, la investigación básica en este campo, lleva a mejorar el conocimiento del ciclo vital del virus, desarrollando los nuevos antivirales de acción directa, dirigidos contra dianas específicas del virus de la hepatitis C. "Estos tratamientos combinan en una sola pastilla al menos dos familias de estos fármacos, y no precisan asociación a interferón, teniendo las siguientes ventajas: son pangenotípicos (son eficaces para los 6 genotipos del virus), disminuyen notablemente el tiempo de tratamiento (ahora la duración es entre 8 y 12 semanas dependiendo del fármaco y de las características del paciente), son muy bien tolerados (tienen pocos efectos secundarios), tienen escasas interferencias con otros medicamentos; y por último, son mucho más eficaces ya que curan prácticamente al 95-98% de las personas tratadas". Si se aplican en las fases iniciales de la infección, la curación es absoluta y la persona se olvida del virus y también de la enfermedad del hígado que podría desarrollar en el futuro.

 

En el año 2000 se produjo el primer avance en el tratamiento al descubrir una forma de aplicar el interferón, el interferón pegilado. Con esta fórmula la eficacia del tratamiento subió a cerca del 50 por ciento y posteriormente, cuando se introdujeron los primeros fármacos asociados al interferón, ascendió al 60 por ciento.

 

Sin embargo, el gran avance ha venido en los cuatro últimos años, con el desarrollo de los nuevos tratamientos. "Se han empezado a utilizar fármacos libres de interferón (ya no es necesario administrarlo), medicamentos que ya no provocan efectos secundarios y que en muy poco tiempo curan prácticamente a entre el 95-98% de las personas"Si se aplica en las fases más iniciales, la curación es absoluta y la persona se olvida del virus y también de la enfermedad del hígado.

 

Aquellas personas que recibieron transfusiones de sangre o trasplantes antes de 1992 pueden haber contraído hepatitis C, la exposición parenteral al virus, la realización de tatuajes o piercing, el recibir hemodiálisis, la exposición ocupacional de los trabajadores sanitarios, la ingestión de cocaína por vía intranasal, la relaciones sexuales sin preservativos son otros de los factores de riesgo existentes para contraer esta enfermedad.

 

El Objetivo de Desarrollo Sostenible para la OMS es combatir las hepatitis como amenaza para la salud pública con su eliminación en 2030 de una manera sostenible, específica y ambiciosa, sobre todo haciendo un llamamiento a la eliminación global de los virus de la hepatitis C (VHC) y de la hepatitis B (VHB). La estrategia de la OMS define la eliminación como una reducción del 80% en nuevas infecciones por VHC y una reducción del 65% en la mortalidad por VHC.

 

PREVENCIÓN

El único método que existe en la actualidad para prevenir el contagio por el virus de la hepatitis C es evitar estar en contacto con la sangre de personas con la patología.

 

El paciente debe vigilar todo lo que comporte un posible contagio. Debe utilizar jeringas desechablesutilizar materiales quirúrgicos debidamente esterilizados y prestar atención a cosas como un piercing o un tatuaje ya que, aunque comportan una posibilidad de contaminación mínima, si no se esterilizan bien los instrumentos para hacerlos pueden propiciar el contagio del virus.

 

Los especialistas señalan que las medidas de higiene personal, que refieren a la posibilidad de entrar en contacto con sangre de personas infectadas y al hecho de mantener relaciones sexuales seguras, son las cuestiones que tienen que tener más en cuenta los pacientes. 

Comentarios

brown 23/08/2019 02:13 #1
. TESTIMONIO DE CÓMO MI PAPÁ SE CURÓ DEL CÁNCER ...... Mi nombre es Brown, mi padre ha sufrido cáncer durante más de 3 años, y el médico nos dijo que no podía hacer nada después de 5 veces quimioterapia y radiación y que mi padre no respondía al tratamiento y no mejoraba. frustrada y confundida, comencé a buscar consejos de la gente hasta que una amiga me contó sobre las hierbas medicinales y el aceite de cannabis del Dr. ALABI y su capacidad de curación rápida de cualquier tipo de cáncer y me dijo que el cáncer de ovario de su madre se curó con el aceite de cannabis. Estaba desesperado por salvar a mi padre y contacté al Dr. ALABI a través de su dirección de correo electrónico: dralabim5@gmail.com para obtener el aceite milagroso. así fue como me enviaron el aceite a través del servicio UPS Currier. dentro de 4 días Mientras escribo este testimonio en este Blog, mi padre es tan fuerte y saludable que ya no tiene más cáncer en su sangre celular. Mi padre ha sido él mismo y estoy tan emocionado por su rápida recuperación y con la ayuda de este aceite de cannabis. Que milagro. Mi padre ahora está vivo, fuerte y saludable en solo 3 semanas. Hemos ido a la prueba y el médico dijo que no hay rastros de cáncer nuevamente en su cuerpo. También puede comunicarse con él a través de su número de WhatsApp: +2348155011610 ... Dr, ALABI PUEDE ASEGURAR BIEN LAS SIGUIENTES ENFERMEDADES: 1. VIH / SIDA 2. HERPES 3. CÁNCER 4. ALS 5. Hepatitis B 6. Diabetes MUCHAS GRACIAS POR TOMARSE SU TIEMPO PARA LEER A TRAVÉS DE MI

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: