La cuarta ola no se manifiesta en Salamanca: incidencia en mínimos y UCI y Hospital en 'punto de partida'
Cyl dots mini

La cuarta ola no se manifiesta en Salamanca: incidencia en mínimos y UCI y Hospital en 'punto de partida'

La UCI está a un sólo paciente de su nivel más bajo en meses y la planta, a dos. La incidencia está anclada en su punto más bajo y sólo la contagiosidad apunta hacia arriba.

La cuarta ola que muchos expertos dan por descontada todavía no se manifiesta en Salamanca, que espera una posible nueva escalada de contagios en sus mejores condiciones de los tres últimos meses. De hecho, el 'semáforo' confirma a la provincia como una de las que está en mejor situación y los datos del Hospital así lo atestiguan, aunque hay un dato que inquieta.

 

En el 'semáforo', los indicadores han llegado casi a su 'suelo' y el margen de mejora es escaso porque ya están casi como estuvieron en diciembre pasado. Hace días que las cifras de los indicadores epidemiológicos casi no se mueven, ni para bien ni para mal, e incluso el conteo diario de casos o fallecidos es escaso o nulo. Si hace unos días parecía que bajaría virtulamente a 'nueva normalidad', el caso es que no ha llegado. Y así ha estado toda la semana, instalado en un compás de espera.

 

Según los datos de Sacyl, lo más interesante es que el Hospital está casi en su punto de partida de diciembre. Hace semanas que se ha ido vaciando muy lentamente, pero está a un paso de llegar a su situación previa a la tercera ola. En planta hay 19 pacientes Covid y en UCI, sólo 7: su mínimo fue de 17 y 6, respectivamente, entre finales de diciembre y principios de enero. Su evolución se ve en el gráfico inferior.

 

 

La incidencia está en 40,4 a una semana vista y en 79,27 casos nuevos a 14 días. Es la misma tónica desde hace una semana. De hecho, el dato a 14 días estaba en 90 el sábado pasado y el de 7 días, en poco más de 39. Ni siquiera hay un repunte claro, sólo se puede hablar de algunas oscilaciones y poco más. En ambos casos, están virtulamente en el mínimo previo a la tercera ola. Y muy lejos de los 150 casos por 100.000 habitantes que han marcado las autoridades para volver a cerrar el interior de bares y restaurantes, aunque Castilla y León ha dado un paso hacia ese cierre al subir la incidencia.

 

Pero hay un par de datos que todavía inquietan, aunque mínimamente. Por un lado, la positividad de pruebas ha repuntado pero muy ligeramente. Ha llegado a estar en 'nueva normalidad' esta misma semana, por debajo del 4% de positivos, y ahora está ligeramente por encima: un cambio insignificamente por ahora.

 

 

La curva que se vigila más de cerca es la del número reproductivo básico, la cifra que indica el nivel de contagiosidad. Ha estado y sigue estando controlado, pero hace un par de semanas experimentó un episodio de repunte y ahora vuelve a  hacerlo. Está de nuevo por encima de '1', que es el punto límite: a partir de ahí, la enfermedad empieza a trasmitirse a más de un nuevo contagio por enfermo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: