La crisis del coronavirus ha reducido en un 19% los trasplantes de órganos en España
Cyl dots mini

La crisis del coronavirus ha reducido en un 19% los trasplantes de órganos en España

Aunque la actividad de los trasplantes se ha visto afectada por el Covid-19, y las donaciones han caído un 23%, España sigue situándose a la cabeza en Europa respecto a los datos previos a la pandemia. Además, hubo más trasplantes pediátricos.

La pandemia del coronavirus ha provocado una reducción de un 22,8 por ciento de la donación de órganos y un 18,8 por ciento de los trasplantes en España, si bien en el año 2020 se ha efectuado 197 trasplantes en niños, máxima cifra alcanzada en la historia de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

 

En concreto, tal y como ha informado la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, el año pasado se realizaron 4.425 trasplantes de órganos, lo que corresponde a una tasa de 93,3 por millón de población (p.m.p.). Esta actividad fue posible gracias a las 1.777 personas que donaron sus órganos tras fallecer, lo que sitúa en 37,4 donantes p.m.p., y a las 268 personas que donaron un riñón o parte de su hígado en vida.

 

No obstante, y a pesar de que la actividad de donación y trasplante se ha reducido en España, la tasa de donación de España es muy superior a la del resto de países en época pre-pandémica. De este modo, en 2019 Alemania registró 11,3, Australia 21,8, Canadá 22,2, Francia 29,4, Italia 25,3, Estados Unidos 36,1, Reino Unido 24,7 y la Unión Europea en su conjunto 22,5 donantes p.m.p.

 

Asimismo, en 2020 se realizaron 2.700 trasplantes renales, 1.034 hepáticos, 336 pulmonares, 278 cardíacos, 73 de páncreas y 4 intestinales. La actividad de trasplante de donante vivo también se ha conseguido mantener, con un total de 257 renales y 11 hepáticos.

 

"El sistema español de trasplante no ha sido ajeno a la pandemia del coronavirus y España no habrá alcanzado un nuevo máximo histórico, pero sí que ha alcanzado logros de una extraordinaria importancia y sigue manteniendo una excelencia mundial en materia de donación y trasplante de órganos", ha apostillado la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón.

 

Al respecto, Domínguez-Gil ha concretado que en los meses de enero y febrero de 2020 la actividad de donación y trasplante en España estaba aumentando, respecto al 2019, si bien entre marzo, abril y mayo se produjo un descenso "muy brusco" debido a la primera ola de contagios de coronavirus, la cual provocó una saturación de la asistencia hospitalaria.

 

Ahora bien, una vez superada esta fase, a partir del mes de junio se recuperó la actividad y, de hecho, en los últimos meses de año el ritmo mensual de donaciones y trasplantes se ha aproximado a lo registrado en el mismo periodo de 2019. "Esta evolución pone de manifiesto, una vez más, la capacidad del sistema español de donación y trasplante de adaptarse rápidamente a entornos desfavorables", ha recalcado Calzón.

 

En este sentido, la directora general de la ONT ha recordado que la organización ha emitido recomendaciones sobre la evaluación de potenciales donantes y receptores con respecto al Covid-19 y ha desarrollado procedimientos para facilitar la logística de los procesos.

 

De hecho, en los momentos más complicados de la crisis sanitaria, se ha priorizado el trasplante de los pacientes en urgencia cero o en situación clínica muy grave, para los que el trasplante no puede esperar, así como de pacientes difíciles de trasplantar por sus características inmunológicas o de tamaño. Y es que, se ha realizado, gracias al programa 'PATHI' de la ONT, el trasplante de 219 pacientes en urgencia cero, 103 pacientes renales hiperinmunizados y 197 niños.

 

MENOR LISTA DE ESPERA

Respecto a la lista de espera, a fecha 31 de diciembre de 2020 había
4.794 pacientes, de los cuales 92 eran niños. No obstante, Domínguez-Gil ha comentado que este número es ligeramente inferior al registrado en el año 2019, cuando había 4..889 pacientes en lista de espera.

 

Este descenso se debe fundamentalmente a una reducción en el número de pacientes incluidos en lista de espera para trasplante durante 2020, lo que se atribuye a la saturación del sistema sanitario por la Covid-19.

 

"Hemos visto que durante la primera ola de la pandemia, por los motivos por los que ha descendido la donación y trasplante, la saturación del sistema sanitario y el miedo a la infección, ha provocado una reducción de forma importante la inclusión de pacientes en lista de espera", ha detallado, para avisar de que "estas personas representan, probablemente, víctimas colaterales de la epidemia".

 

NUEVE COMUNIDADES SUPERAN LOS 40 DONANTES P.M.P

Por comunidades autónomas, la directora general de la ONT ha informado de que nueve superan los 40 donantes p.m.p y cinco sobrepasan los 50 donantes p.m.p, siendo Cantabria, un año más, la región que lidera el ranking, con una tasa de 65,5 donantes p.m.p, seguida de Navarra (53), Canarias (51,6), País Vasco (51,4) y Murcia (51). Asimismo, tres comunidades autónomas han superado el número de donantes de 2019: La Rioja (+16,7%), Navarra (+2,9%) y Canarias (+2,8%).

 

Domínguez-Gil ha destacado también los 1.125 trasplantes realizados gracias al intercambio de órganos entre comunidades autónomas, lo que supone un 27,8 por ciento del total. A su vez, el 8,1 por ciento de los receptores han sido trasplantados en un centro fuera de su región de residencia.

 

Por otra parte, ha detallado que a fecha 1 de enero de 2021, España cuenta con 439.350 donantes de médula ósea inscritos en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO), de los cuales 29.365 son donantes que se registraron en 2020.

 

La donación en asistolia se afianza también como la vía más clara de expansión del número de trasplantes, con un total de 621 donantes. Concretamente, en la actualidad, el 35 por ciento de los donantes lo son en asistolia, es decir, 1 de cada 3. Además, más de 120 hospitales de todas las comunidades autónomas están acreditados para este tipo de donación.

 

Los donantes fallecidos por accidentes de tráfico se sitúan en un 4,5 por ciento se mantiene como uno de los más bajos de la última década, por lo que la principal causa de fallecimiento de los donantes es el accidente cerebrovascular.

 

En cuanto a la edad de los donantes, la directora general de la ONT ha explicado más de la mitad (54,1%) supera los 60 años, el 28 por ciento supera los 70 y un 5,4 por ciento los 80. La edad máxima de un donante efectivo se sitúa en 90 años, quien permitió realizar un trasplante de hígado y dos renales.

 

Las negativas a la donación se sitúan en un 14 por ciento, porcentaje que se reduce a un 10 por ciento en el caso de los donantes en asistolia. "Esto pone de manifiesto, una vez más, la enorme solidaridad de la ciudadanía española, su compromiso con el programa y el buen hacer de nuestros profesionales cuando tienen que plantear la posibilidad de la donación a una familia que ha perdido a un ser querido, ya que el 86 por ciento de las familias ha dicho que sí", ha zanjado.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: