La Consejería establece en dos ejemplares el cupo de caza de lobo en Salamanca

Datos por provincias. El mayor número de extracción lo alcanza la provincia de León, con 39 ejemplares, mientras la capital charra es uno de los menores
Ical / Valladolid
La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, a través de la Dirección General del Medio Natural, ha establecido los cupos de extracción o caza de lobo asignables a las diferentes comarcas de las nueve provincias para la temporada 2010-2011, con un total de 130 ejemplares, doce menos que en el periodo anterior. Esta medida se enmarca en el Plan de Conservación y Gestión del Lobo en la Comunidad de Castilla y León. El Boletín Oficial de Castilla y León publicaba ayer la resolución de la Dirección General de Medio Natural, en el que se fija en 130 el cupo de ejemplares para aprovechamiento cinegético en las comarcas situadas al Norte el río Duero y de control poblacional tanto al norte como al sur del citado río. Esta cifra, señala la Junta, representa el número de ejemplares que podría con un margen de seguridad haberse capturado, sin poner en peligro el estado de conservación favorable de la especie.

En el periodo 2009-2010 se autorizó la caza de 142 ejemplares, si bien finalmente sólo se abatieron 42 ejemplares, el 29,6 por ciento del total, tanto en aprovechamiento cinegético como en control poblacional.

El mayor cupo de extracción de lobo es el de la provincia de León, con 39 ejemplares, con 18 asignados a la comarca La Montaña de Riaño, siete a la comarca La Montaña de Luna, cuatro a la comarca Tierras de León, cinco a la comarca del Bierzo, tres a la comarca La Cabrera, y uno más a las comarcas de Astorga y Sahagún.

La segunda provincia con un mayor cupo de lobo es Zamora, con 30 en total, de los cuales diez corresponden a la comarca de Sanabria, 15 a la comarca de Aliste, tres a la de Benavente-Los Valles y uno a la comarca de Sayago.

En Palencia, el cupo es de 28, distribuidos de la siguiente manera: nueve en la comarca de Guardo, otros nueve en la comarca de Cervera, dos en Aguilar, dos en la comarca de Campos, tres en la de Cerrato, dos en la comarca Saldaña-Valdavia y uno en la comarca Boedo-Ojeda.

En Burgos, el cupo es de 15 lobos, de los cuales siete corresponden a la comarca de Merindades, tres a la Demanda, dos a Arlanza, otros dos a Páramos y uno a Pisuerga.

El cupo para la provincia de Segovia llega a siete, con cuatro ejemplares para la comarca de Segovia, dos para Sepúlveda y uno para Cuéllar. En la provincia de Ávila se podrán abatir tres ejemplares, dos en la comarca de Ávila y uno en el Valle del Bajo Alberche. En Salamanca serán dos, uno en la comarca de Ledesma y otro en la comarca de Salamanca.

En Soria el cupo se establece en tres, uno para cada una de las comarcas de Pinares, Soria y Burgo de Osma, y en Valladolid otros tres, uno para Tierra de Campos, otro para la zona Centro y otro para el Sureste.