La confianza del CD Guijuelo

(Fotos: Arai Santana)

El CD Guijuelo no es un club de fútbol al uso, ni mucho menos. Quien lo conoce bien desde dentro, sabe que su manera de actuar, su estructura y sus opciones son diferentes al resto; incluso su día a día también lo es. Esta manera de actuar provoca, en muchas ocasiones, disgustos, problemas, cuestiones difíciles de entender... pero en otros muchos casos, este modo de gestionar el club es muy positivo para el fútbol y para sus intereses. Su trato cercano y su familiaridad llaman a muchos futbolistas que podrían aspirar a estar en otro club, además de su apuesta por jugadores que no atraviesan por su mejor momento. Por algo este equipo es considerado como un 'trampolín'... y que ha mejorado notablemente su estructura.

 

En los tiempos que corren, y más hablando de un deporte tan prostituido, denostado, despreciado, puteado, encabronado... como el fútbol, no es nada fácil de conseguir; quizá muy pocos sepan ver esta situación, pero existe y ojalá que no se pierda nunca. Saber premiar a la gente válida, que trabaja, que va a muerte con sus ideas es un 'rara avis' en este mundo muy alejado de la realidad. Cada vez más.

 

Confianza puede ser la mejor palabra que defina la relación actual del CD Guijuelo con Ángel Sánchez; quizá en la vida no haya nada más bonito que alguien confíe en ti porque cree en tu trabajo, en tu capacidad y en tu manera de gestionar, en este caso, un grupo de jugadores en los planos deportivo y personal. Y el técnico salmantino, al menos por el momento, cuenta con el apoyo de la Directiva del equipo 'verde'.

 

Todo el mundo que tiene relación (más o menos) con este deporte sabe que los resultados marcan el devenir de unos y otros, que nadie se libra de la 'quema' de las derrotas por mucho tiempo que pase. Que el puñetero fútbol depende de que una pelota se meta entre los tres palos y el árbitro dé el gol como válido; este deporte se ha olvidado del trabajo, del compañerismo, de la ayuda, de la paciencia, del saber estar... solo mandan los resultados; en definitiva, el fútbol se ha olvidado del tiempo.

 

 

El CD Guijuelo no ha llegado de momento a ese punto, ya que cualquier entrenador de cualquier club de España hubiera sido destituido mucho antes de la jornada 13, en la que el CD Guijuelo ha sumado solo 9 de los 39 en juego. Quizá (al menos de momento) en este club, peculiar para todo, sí saben valorar a las personas, su trabajo, su liderazgo y su capacidad para mantener a un vestuario unido. ¿Quién logra que ex jugadores del CD Guijuelo den la cara por Ángel Sánchez a través de las redes sociales jornada tras jornada? ¿Quién deja ese poso...? ¿Qué club consigue renovar y retener a jugadores con mayores posibilidades por un entrenador? Seguro que muy pocos, pero uno de ellos es el Guijuelo.

 

Nadie, absolutamente nadie, puede saber qué pasará con el paso de las jornadas, porque todos somos esclavos del tiempo, ese juez que da y quita razones y que termina poniendo a cada uno en su sitio. Por ello, hay que alabar la confianza de la Directiva en el trabajo de una persona a la que ha formado, le ha dado galones y responsabilidad para hacer algo grande con este equipo, algo que no todo el mundo está dispuesto a conseguir.

 

No se trata de bailarle el agua a nadie, ni mucho menos. Cuando el Guijuelo ha hecho las cosas mal, del modo no correcto o alejado de la realidad, se ha denunciado y criticado. Pero, en las buenas es de justos decir y alabar que queden personas en el mundo del fútbol que confíen en el trabajo y sepan esperar el tiempo oportuno para poder dar continuidad a un proyecto tan esclavo de los números como éste. De momento no dan la razón, ni mucho menos, pero si existe la Justicia, este CD Guijuelo debe salvar la categoría sin apuros... pese al tiempo, que puede con todo.