La concesionaria de las piscinas carga al Ayuntamiento la publicidad que le paga a La Gaceta

Piscina

La empresa que gestiona las piscinas municipales, Clequali/Enjoy Wellness, contabiliza como subvencionables 47.500 en publicidad en medios, de los que 14.000 van para La Gaceta de Salamanca: los paga el Ayuntamiento porque la empresa los considera parte de las pérdidas que se le subvencionan.

El gasto que, de manera arbitraria y discrecional, hace el Ayuntamiento de Salamanca en publicidad en medios a través de las partidas controladas por alcaldía son sólo la punta del iceberg de cómo se distribuye la inversión publicitaria que controla el equipo de Gobierno en medios de comunicación local. Los 238.000 euros rastreados por el grupo municipal Ganemos Salamanca son pagos hechos con cargo al presupuesto de alcaldía, un cajó de sastre en el que caben 13.000 euros en comidas, una misa de mil euros o las toallitas para gafas del alcalde. Sin embargo, no son la única fuente de ingresos publicitarios para algunos medios.

 

Hace tiempo que el comportamiento de las concesionarias de los principales contratos municipales están en la lupa por lo mucho que cuestan a las arcas municipales. Como servicios públicos esenciales, las empresas que gestionan las piscinas municipales, el bus urbano o la ciudad deportiva de La Aldehuela reciben una subvención al déficit de explotación. Esto consiste en que el Ayuntamiento subvenciona la diferencia entre lo que ingresan por prestar estos servicios (cobrando las tasas municipales a los usuarios) y lo que cuesta darlos, asegurando siempre un margen de beneficio industrial.

 

Entre esos costes, el grupo Ganemos asegura que un informe del interventor sobre las cuentas del contrato de las piscinas municipales revela que la empresa ha incluido en la relación de gastos que envía al Ayuntamiento para el cálculo de su déficit un total de 47.500 euros en publicidad en medios; se reparte de la siguiente manera, según Ganemos: 14.000 euros a la empresa editora del periódico La Gaceta, 5.300 para el canal de televisión 'La 8'  y 5.300 para la web 'Salamanca24Horas'. Son tres de los medios que más tajada sacan del reparto de publicidad desde alcaldía.

 

Esas cantidades las acaba pagando el Ayuntamiento de Salamanca aunque el gasto se haga a través de la concesionaria, porque se incluyen en el cálculo de los gastos de explotación que, posteriormente, se subvencionan con dinero municipal. La concesionaria de las piscinas es, desde 2015, una unión de empresas formada por Clequali y Enjoy Wellness, la misma empresa a la que se han adjudicado los contratos de La Aldehuela y del Multiusos. El de la ciudad deportiva genera también un importante déficit de gestión que obliga a subvencionar a este sociedad cada año con 1,2 millones de euros; el Multiusos lo gestionan desde hace unos meses tras una millonaria reforma.

 

El concejal Gabriel Risco los ha definido este martes como gastos de publicidad institucional que, aunque no realicen directamente el Ayuntamiento, sí salen de nuestros bolsillos. Se trata de los gastos de las empresas concesionarias de algunos servicios públicos, que no pasan por los órganos de decisión de la institución, sino que obedecen los criterios de las empresas privadas. Risco puso como ejemplo a la UTE que gestiona las piscinas municipales, que gastó 47.500 euros en publicidad en 2016. El concejal cuestionó que se trate de un gasto imprescindible. “Cuando un servicio se gestiona privadamente por concesión, no todos los gastos debe sufragarlos el Ayuntamiento, menos si no puede decidir dónde y cómo se invierte ese dinero”, ha explicado.