La complicada relación con el protector solar: sólo la mitad de los españoles lo emplea durante todo el año
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

La complicada relación con el protector solar: sólo la mitad de los españoles lo emplea durante todo el año

Una encuesta a 70.000 personas revela que los jóvenes son los que menos se protegen contra la acción solar y que conforme envejecemos disminuimos la exposición al sol.

Poco más de la mitad de los españoles (56,9%) asegura utilizar protector solar a diario durante todo el año. Es un dato que aumenta respecto al 50,8% del año pasado pero que aún queda lejos del ideal, según la segunda edición del Estudio ISDIN sobre hábitos de Fotoprotección en España, sobre una encuesta a 70.000 personas.

 

"Parece que asociamos protección solar con momentos de ocio al aire libre y solo en verano" --comenta la doctora Aurora Garre, Medical Marketing Manager de ISDIN--. Estamos acostumbrados a usar protección solar en verano para evitar, principalmente, la quemadura solar provocada por la radiación UVB, sobre todo a mediodía. Pero en realidad, desde que amanece hasta el anochecer, y durante todo el año, la luz solar está presente en nuestra vida y es la que nos produce el daño acumulado en nuestra piel (manchas, arrugas y cáncer de piel)", advierte.

 

La reaplicación es una asignatura pendiente, aunque el 64,7% de la gente se reaplica el fotoprotector y solo en verano. Además, existe el hábito generalizado (54%) de utilizar protector solar solo en el rostro, y aquellos que protegen todas las zonas expuestas al sol (69,3%) lo hacen solo cuando está vinculado al deporte y actividades al aire libre.

 

En general los jóvenes son menos conscientes del daño que el sol puede provocar con el paso del tiempo. Así, el estudio muestra cómo un 48,9% de los menores de 18 años usan diariamente fotoprotección, frente al 58,4% de los que tienen entre 36 y 50 años. Esta franja de edad es la más concienciada, por delante de los que tienen entre 18 y 35 años (55,8%) y de los mayores de 66 (53,2%).

 

En cuanto a los motivos para usar fotoprotección, entre las mujeres se reparten a partes iguales la preocupación de evitar la aparición de manchas y arrugas (69,2%) y la prevención del cáncer de piel (68%). Los hombres, unos 2.000 que participaron en la encuesta, indicaron a diferencia de las mujeres, que utilizan el protector solar principalmente para prevenir el cáncer de piel (72,4%) y para evitar quemarse (59,9%).

 

A medida que aumenta la edad disminuye el tiempo que se pasa al sol. El tiempo de exposición entre semana baja a 1-2 horas y solo una minoría (6,4%) reconoce que pasa al aire libre más de 4 horas de lunes a viernes. Por otro lado, conscientes de las características de su piel, las personas de fototipo claro pasan menos horas expuestas al sol que las que tienen la piel más oscura.