La compañía aseguradora del bus urbano indemnizará a la familia del hombre que murió tras una caída

El hombre se rompió la cadera dentro del vehículo y luego falleció en la operación por un problema de corazón. Ahora la aseguradora tendrá que indemnizar a la familia con 18.000 euros. 

La compañía aseguradora de la empresa del autobús urbano de Salamanca deberá indemnizar con un total de 18.000 euros a la familia de un hombre de avanzada edad que se rompió la cadera al caerse dentro del autobús y murió cuando estaba siendo operado en el hospital Clínico de la capital debido a un problema cardiaco. 

 

Los hechos ocurrieron el 16 de octubre de 2015 cuando el hombre junto a su mujer se dirigió hacia la parte trasera del autobús en busca de un asiento sin conseguirlo, y por tanto retrocedió hacia la parte delantera donde vio un asiento libre.

 

El conductor comenzó la marcha suavemente sin que existiera brusquedad pero el hombre mayor que continuó la búsqueda de asiento perdió el equilibrio y cayó al suelo. Se detuvo la marcha inmediatamente pero el hombre no pudo levantarse.

 

Se dio aviso a los servicios sanitarios quienes diagnosticaron una rotura de cadera. La ambulancia trasladó al hospital al hombre sin prever el fatal desenlace de este percance. Debido a la avanzada edad y los problemas de corazón existentes previos a la caída los médicos pusieron en su conocimiento lo complicado que era, aun así él asumió el riesgo y desgracidamente perdió la vida.