La comisión de investigación del Grupo SIETE se reactiva tras dos meses en el limbo

La primera reunión de la comisión de investigación del Grupo SIETE.

El PSOE ha solicitado al equipo de Gobierno que se vuelva a convocar cuanto antes después de dos meses de parón. Será la semana que viene, tras haber consultado toda la documentación y escuchado a sus responsables. Se pedirá la presencia del exconcejal.

La comisión de investigación del Grupo SIETE, que trata de aclarar las actividades de esta polémica unidad especial de la Policía Local, se va a reactivar la próxima semana, justo cuando cumple casi dos meses de parón en sus sesiones y con las elecciones generales en el horizonte. Lo va a hacer tras el farragoso proceso de entrega de documentación y su consulta por parte de los grupos de la oposición, algo que se ha hecho a base de trabas y retrasos y que ha demorado su reactivación.

 

Sin embargo, parece que la comisión, la primera de esta características que se celebra en el Ayuntamiento de Salamanca, está lista para volver a avanzar cuando ha consumido la mitad de su vida (se habló de cuatro meses de duración) sin que haya pasado de una primera reunión y de una sesión para las declaraciones de sus responsables. El grupo municipal socialista ha sido el encargado de solicitar este miércoles, en la comisión informativa de Policía, la reactivación de los trabajos en la comisión de investigación. Lo más factible es que se convoque a finales de esta semana o principios de la próxima para reunirse antes de que acabe noviembre.

 

Los dos meses que habrán pasado desde la última sesión se han consumido en la consulta de documentación, a la que el presidente de la comisión, Carlos García Carbayo, y el equipo de Gobierno del PP han puesto todas las pegas posibles. En la constitución de la comisión el PP impuso tener que consultarla in situ y sin poder sacar copias, lo que ha generado quejas de la oposición y retrasos. Y tampoco ha sido muy ágil la entrega de documentos, con la excusa de su importante volumen. Tampoco ha ayudado el hecho de que grupos municipales como Ciudadanos han retrasado bastante la consulta.

 

Los miembros de la comisión esperan que, en su vuelta al trabajo, la comisión sea más ágil. La última sesión duró casi cinco horas en las que, con el salón de plenos como escenario, el jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández, y sus subordinados más directos, entre ellos el responsable del grupo, glosaron las bondades de la unidad. Allí su jefe aseguró que "si no existiera, habría que inventarlo".

 

Ahora, tras escuchar la versión oficial (y coincidente con el equipo de Gobierno) de sus responsables y consultar la documentación, toca contrastar las afirmaciones con los datos de las operaciones, por un lado. Y por otro, pedir comparecencias. Ciudadanos ya ha confirmado que solicitarán la presencia del exconcejal de Policía, Ángel Lago, titular del área en la pasada legislatura, cuando empezaron a surgir los comentarios sobre la unidad. El resto de grupos no descartan tampoco pedir más comparecencias de responsables políticos y municipales o añadir alguna petición de documentación.