La comisiĂłn permanente seĂąala como positivo el balance de la JMJ en Salamanca

Ya han partido hacia Madrid los Ăşltimos grupos de jĂłvenes

Ayer, martes, salieron para Madrid los Ăşltimos grupos de jĂłvenes de la Jornada Mundial de la Juventud y acabaron estos cinco dĂ­as de intensa actividad en Salamanca y en la provincia.

La ComisiĂłn Permanente para la JMJ en Salamanca he querido hacer balance de estos dĂ­as resaltando algunos de ellos:

En primer lugar, han subrayado que el objetivo primero de estos DĂ­as de Acogida no es detectable ni cuantificable, ya que se trata de actitudes y compromisos de los jĂłvenes, ante su fe y ante el mundo, y esto escapa del todo a lo que puedan ver y contar. Eso sĂ­, han percibido emociĂłn y fidelidad, han notado su compromiso con la fe, la apertura al mundo y la pregunta ante los problemas de hoy, la viveza y el gozo en su participaciĂłn en cualquier celebraciĂłn.

TambiĂŠn han querido destacar la elecciĂłn de Salamanca por tres millares de jĂłvenes, su presencia en las actividades, la calidad en actos y celebraciones, la importancia cultural de muchas ofertas, la experiencia familiar de acogida, el trabajo de mĂĄs de dos centenares de voluntarios y de cien traductores, el trabajo comĂşn y acorde de muchas instancias y personas, el consenso afectivo y celebrativo de tantas culturas y nacionalidades, la comuniĂłn cristiana en la misma fe y en los mismos gestos, entre otros.

En todos estos espacios, quieren seĂąalar que el nivel ha sido especialmente alto, sin que puedan destacar actos o espacios, porque en cada uno habĂ­a una enorme carga humana y cristiana. Les es imposible recoger la variedad y el valor de itinerarios y talleres, que pueden quedar ya como oferta permanente.

Por Ăşltimo han querido seĂąalar la convivencia entre familias y jĂłvenes de fuera, junto con jĂłvenes salmantinos y personas de toda edad. Una convivencia fĂĄcil y feliz que al final hizo difĂ­cil la despedida y la cargĂł de emociĂłn y sentimiento.

En definitiva, han sido resultados importantes a distintos niveles, tanto religiosos, culturales, sociales, estĂŠticos, histĂłricos, ĂŠtnicos e interculturales.