La Cofradía de Jesús Nazareno pasará dos veces por la Plaza Mayor más de 30 años después

El Hermano Mayor de Jesús Nazareno, José María Santiago (Foto: De la Peña)

El Hermano Mayor, José María Santiago, explica que uno de sus principales objetivos es recuperar el patrimonio de la Cofradía salmantina.

 

VIERNES, 14 de abril

HORARIO:

18:00H. Iglesia de San Julián y Santa Basilisa

 

RECORRIDO:

Iglesia de San Julián, Obispo Jarrín, plaza del Mercado, plaza del Poeta Iglesias, Plaza Mayor (lateral de Lenceros), Prior, plaza de Monterrey, Compañía, Rúa Antigua, Francisco Vitoria, plaza de Anaya, Rúa Mayor, plaza del Corrillo, Plaza Mayor, plaza del Poeta Iglesias, plaza del Mercado, Obispo Jarrín, iglesia de San Julián.

 

PASOS:

Jesús en la calle de la Amargura (la figura de Jesús, el Cirineo, el soldado y el sayón (José de Larra Churriguera, 1716) la Virgen María (Antonio Hernández, 1797).

 

Santo Entierro (Francisco González Macías, 1942)

La Cofradía de Jesús Nazareno en Salamanca guarda entre los rincones de la Iglesia de San Julián grandes tesoros de la religión. Parte de la Cofradía de la Vera Cruz en sus inicios, pero llegó un momento en el que los hermanos pensaron en tener su propia Cofradía. Una vez fueron suficientes, pensaron en encargar un paso para procesionar y se lo encargaron a José de Larra Domínguez. La Imagen empezó a procesionar en el año 1716, por ello el pasado 2016 se celebró el 300 aniversario.

 

Según su Hermano Mayor, José María Santiago que enfrenta su primer año en el cargo, afirma que ya son unos 420 hermanos, pero "está abierta a todo tipo de personas, no queremos que la gente piense que sólo aceptamos a familiares de los que ya la formamos". Para formar parte del Jesús Nazareno, sólo hay que pagar una cuota de 20 euros "lo más caro es la Cruz y la túnica porque es de terciopelo morado".

 

 

En lo que se refiere a las novedades, destaca la recuperación de un recorrido que no se llevaba a cabo desde hace más de treinta años, "pasaremos dos veces por la Plaza Mayor, es precioso". También se quieren recuperar los pebeteros que llevaba Jesús Nazareno hace más de cien años, "iba en el paso, lleva incienso, por lo que pretendemos ponerlos en el paso con la Cruz Guía para que inciense toda la procesión".

 

En lo que se refiere a los objetivos marcados para 2017, se quiere recuperar todo el patromonio de la Congregación y el archivo "que desde mi punto de vista estaba abandonado. Hemos recuperado el camarín, la túnica que llevaba Jesús Nazareno la hemos mandado a restaurar y hemos encontrado otra que es un tesoro, de 1860 que se bordó en horo en Lyon, Francia".

 

Detalle de la túnica recién recuperada que data del año 1860 

Noticias relacionadas