La cocina de Masterchef se inspira en Salamanca rodeada por ocho siglos de historia

Los concursantes del programa MasterChef  demuestran su destreza buscando el Cum Laude en el programa que se grabó en la Universidad de Salamanca.

Y por fin lo vimos. La1 de Televisión Española ha emitidido el programa de MasterChef, que se grabó en la Universidad de Salamanca (USAL) con motivo de la celebración de su octavo centenario y que ha dejado imágenes espectaculares, especialmente aquellas tomas aéreas tomadas desde un dron y que han servido de prolegómenos a la sección de exteriores del programa. 

 

(Puedes ver AQUÍ el programa completo).

 

 

Los espectadores han podido ver como el patio de las Escuelas acogía a los aspirantes del programa televisivo, que se han didivido en dos equipos encargados de realizar el menú. Dos grupos que se han formado después de que los concursantes hayan ido encontrando sus delantales de color por distintos rincones de la capital salmantina, desde un Ieronimus a Anaya, pasando por la Casa de las Conchas o el aula Fray Luis de León. 

 

 

Cada uno de ellos, y con más o menos acierto, ha tenido que elaborar dos platos de un menú típico de la tierra, compuesto de picadillo de Tejares, patatas revolconas, chanfaina y buñuelos de viento.

 

 

Todo para que los platos hayan sido catados por 50 comensales pertenecientes a la comunidad universitaria, al ámbito cultural salmantino y a su Ayuntamiento. Los dos mejores de cada equipo se salvaban de la prueba de eliminación.

 

Patatas meneas y chanfaína, entre los platos guisados por los concursantes

 

 

Y al final el vencedor fue el equipo del delantal azul capitaneado por Marta, cuyos buñuelos hicieron las delicias de los comensales. 

 

(Puedes ver AQUÍ el programa completo).