La ciudad romana de Confluenta se deja ver en termas de gran tamaño, un mosaico policromo y una gran cloaca

Trabajos de arqueología en Confluenta

Confluenta, la única ciudad romana de la provincia de Segovia potencialmente explorable al completo.

Los trabajos arqueológicos en el yacimiento de Los Mercados, en la localidad segoviana de Sepúlveda, han permitido sacar a la luz restos de la antigua ciudad romana de Confluenta, como termas de gran tamaño o un mosaico policromo que se podrá visitar este verano, según la pretensión de la Diputación de Segovia.

 

El objetivo de los trabajos arqueológicos en esta zona, ubicada en Duratón, un pequeño municipio junto al río del mismo nombre, es poner en valor y dar a conocer los vestigios de un territorio en el que confluyeron la ciudad romana, las tumbas visigodas y la iglesia románica de Duratón.

 

Las excavaciones realizadas en Confluenta, la única ciudad romana de la provincia potencialmente explorable al completo, ya que no fue ocupada con posterioridad, han permitido asegurar la existencia de unas grandes termas públicas, denominadas 'Termas del Sur' y que se diferencias de las que se encontraron en el centro de la urbe en las actuaciones que se llevaron a cabo en 2001.

 

Los trabajos han permitido documentar y sacar a la luz 450 metros cuadrados de estas termas, que se calcula que podrían haber ocupado una extensión de entre 2.000 y 3.000 metros cuadrados.

 

La zona en la que se ha intervenido en las 'Termas del Sur' se corresponde con la zona de la fachada del edifico abierta a la calle principal, así como a las primeras estancias de recepción y baños del edificio. Esto ha permitido documentar un gran corredor y hasta seis espacios de grandes dimensiones dedicados a baños.

 

El objetivo de la Diputación de Segovia es continuar con los trabajos de musealización de este yacimiento para darlo a conocer como un elemento más de la "riqueza patrimonial de la provincia". De hecho, la institución provincial y el Consistorio de Sepúlveda acometerán la restauración de una zona del antiguo colegio Virgen de la Peña como sede del taller arqueológico del Duratón.

 

Asimismo, se ha observado una gran cloaca para la evacuación de las aguas del edificio y restos de un mosaico policromo pero es que, además, las excavaciones han permitido sacar a la luz técnicas de construcción romana como muros en sillares, mampostería, técnicas mixtas, bóvedas o canalizaciones de desagüe.