"La cirugía de la epilepsia es la opción de los pacientes que no responden a la terapia con fármacos"
Cyl dots mini

"La cirugía de la epilepsia es la opción de los pacientes que no responden a la terapia con fármacos"

José María Gutiérrez García, jefe de la Unidad de Neurología en el Complejo Asistencial de Salamanca, cuenta todos los detalles sobre esta patología en el Día Mundial. 

José María Gutiérrez García, jefe de la Unidad de Neurología (Foto: T. Navarro)

La Organización Mundial de la Salud estima que cerca de 50 millones de personas de todo el mundo padecen epilepsia -con una prevalencia de entre 4 a 10 de cada 1.000 personas- y en torno a 400.000 en España. La enfermedad se suele manifestar con convulsiones, lo cuenta en el Día  Mundial José María Gutiérrez García, jefe de la Unidad de Neurología

 

El principal problema en los pacientes epilépticos lo constituye el correcto control de sus crisis, sin embargo, según el especialista, la gran mayoría de los casos se controlan adecuadamente gracias a los fármacos disponibles en la actualidad, que han conseguido una gran eficacia y escasa probabilidad de efectos secundarios. Asimismo, asegura que para pacientes no controlables existen otras estrategias como la cirugía o la colocación de estimuladores del nervio vago.

 

-¿Qué es la epilepsia?

-"La epilepsia es una enfermedad neurológica en la que los síntomas principales son una serie de alteraciones del sistema nervioso que están motivados por descargas eléctricas incontrolables del cerebro, y que se pueden manifestar de múltiples formas como pérdida de conocimiento, sacudidas de extremidades, alteraciones de la sensibilidad, trastornos del habla... siempre dependiendo de donde esté el foco epiléptico. Son una serie de trastornos agudos motivados por pequeñas descargas eléctricas incontrolables". 

 

-¿Cuántas personas hay afectadas en Salamanca?

-"La prevalencia está alrededor del 2% de la población, entre el 2% y el 3%".

 

-¿Cómo puede sospechar una persona que tiene epilepsia?

-"Si se manifiesta con convulsiones lo sospechan los que lo ven, en el resto de los episodios es muy difícil que una persona lo sospeche, a la persona le cuesta reconocer esos síntomas como epilépticos y los interpretan como otras enfermedades, es muy difícil que el paciente por sí mismo sepa que tiene una epilepsia".

 

-¿Qué diferencia hay entre una epilepsia en un niño y un adulto? ¿Qué consecuencias puede tener?

-"La principal diferencia es en cuanto a las causas. Los niños tienen otro origen y en el adulto suelen ser problemas de riego cerebral, tumor cerebral... éstos son muchos más frecuentes en el adulto. En cuanto a las consecuencias, la epilepsia de niños suele estar originada por unas causas más graves, y hacen que esa epilepsia tienda a evolucionar peor. En el adulto depende del origen, no es lo mismo las consecuencias de un tumor maligno a un ictus que ha pasado de hace dos años, que en este caso no tendría por qué suponerle un peor pronóstico". 

 

-¿Y las consecuencias de la propia crisis?

-"Por lo que en general vemos, se considera que una crisis eléctrica, es una descarga anormal eléctrica, dentro de las distintas descargas hay algunas que son focales y no suelen tener repercusión. En el extremo opuesto están las crisis convulsivas generalizadas que sobre todo si se repiten sin parar una y comenzar otra, es muy grave, va a variar mucho dependiendo del tipo de crisis y su duración, en general lo toleran mejor los adultos que los niños, desde el punto de vista de repercusión cerebral, los niños tienen el cerebro en formación". 

 

-¿Éstas personas pueden realizar una vida normal? ¿Pueden conducir o practicar deporte?

-"En general, el 70% de las personas se controla bien la epilepsia con uno o dos medicamentos, en ese porcentaje las posibilidades de desarrollar una vida totalmente normal son reales. Hay ciertas limitaciones con el tema de la conducción, debe pasar al menos un año desde la última crisis epiléptica para poder conducir, está establecido por ley. No hay ningún problema en realizar ningún tipo de deporte, siempre con la precaución de deportes de riesgo, como es el caso de la natación o alpinismo, no pueden hacerlo solos...el deporte genera cambios en el organismo, es recomendable, puede tener un efecto beneficioso de cara al control de las crisis".

 

-¿Se puede operar?

-"Hay epilepsias que son resistentes al tratamiento medicamentoso, suelen necesitar más de dos medicamentos, en estos casos, dependiendo del origen, hay un grupo de personas que entran en la tenencia susceptible de cirugía, pasa a través de una serie de estudios previos y una vez localizado, si existen posibilidades que quitar esos focos, se quitan, aquí la evolución suele ser favorable al control de las crisis e incluso al cese de la epilepsia".

 

 

-¿Qué tratamientos existen para tratar la epilepsia?

-"Disponemos de entre 15 o 20 medicamentos para poder controlar la epilepsia. En aquellos pacientes que son resistentes al tratamiento se valoran las posibilidades de cirugía y también existe la colocación de estimuladores del nervio vago, se hace en casos de personas resistentes al tratamiento medicamentoso pero no son susceptibles de una operación, se le coloca una especie de marcapasos en el nervio vago y eso, va disminuyendo la frecuencia de las crisis, aunque no en todos". 

 

-¿Llevan a cabo algún estudio para mejorar la vida de estas personas?

-"Estamos ahora mismo colaborando con un estudio de calidad de vida en la epilepsia generalizada, colaboramos con otros hospitales de España". 

 

-¿Es difícil dar y recibir este tipo de diagnóstico? 

-"Existe aceptación del diagnóstico tanto por el paciente como por parte de los padres. No existe una carga mayor a lo que pueda ser el diagnóstico de enfermedad a ciertas edades, a veces hay negación por parte del paciente en la adolescencia, no negación de la enfermedad, si no, de las pautas que hay que llevar para el buen control".