La cifra más baja de muertos desde que empezó la crisis y otras constantes de la mejoría en Salamanca

Gráficas de evolución de las altas y fallecimientos en hospitales en Salamanca.

El número de contagios sube por el incremento de pruebas, mientras el resto de indicadores apuntan a una mejoría: las UCIs están estables, el número de hospitalizados baja y el de ingresos cae.

El número de nuevos casos de coronavirus confirmados ha vuelto a subir en Salamanca, pero lejos de ser un dato para la preocupación, es una dato para la observación: 88 más que tienen más que ver con el incremento de pruebas que con el avance descontrolado en el que la sanidad iba a ciegas. Eso ha cambiado, y habrá que vigilar su evolución para reaccionar ante posibles repuntes, pero el resto de indicadores apuntan en positivo para Salamanca.

 

El primero y más evidente, el de la cifra de muertos. Son ya 269, un número terrible, lo que confirma que, en hospitales, pocas enfermedades han sido tan letales en Salamanca como esta. Otra cosa son los datos globales, incluídas residencias, que conoceremos pronto y que aputan a ser terribles. Pero, en lo que a los hospitales se refiere, que es donde se han estado contabilizando, son solo dos fallecidos más en el último día. Es el aumento más escaso desde que empezó la crisis. Hay que remontarse el 23 y al 20 de marzo, cuando hubo los mismos, y hasta el 18 de marzo para ver una cifra menor, los cero de aquel día, en los albores de la crisis, cuando las víctimas mortales no llegaban a la decena.

 

 

También son positivos los datos de la curva de personas ingresadas en el Hospital, con 260 este 16 de abril, la más baja desde finales de marzo y con una clara evolución hacia abajo. También mejora el dato de ingresados en UCI con Covid-19, estabilizado en 44 cuando hace solo diez días era de 56. Sigue, eso sí, con una capacidad muy superior a lo habitual. Lo mejor es que tanto la ocupación de intensivos como del hospital tiene margen; eso ha permitido vaciar una planta habilitada para pacientes Covid-19, la cuarta, y dejarlas para otros enfermos.

 

Además de esos dos fallecimientos en hospital, hay que reseñar el dato de altas, también a la baja al igual que el número total de los que están ingresados. Son personas que se curan, 23 en el último conteo, muy superior al número de los que fallecen a causa de la enfermedad.