La cifra de parados en la provincia aumenta en casi 11.000 entre los aĂąos 2006 y 2011

El desempleo entre los hombres se dispara en mĂĄs de 7.000 mientras que en el caso de las mujeres aumenta en cerca de 4.000 personas

El paro sigue siendo un lastre demasiado duro para la provincia de Salamanca tal y como indican los datos referentes al mes de julio entre los aĂąos 2006 y 2011. Las cifras no engaĂąan y entre ese periodo de tiempo, casi 11.000 salmantinos han pasado a engrosar las listas del paro en una provincia que no puede dar salida, al menos por el momento, a los casi 28.000 parados que registra en la actualidad, segĂşn el Ministerio de Trabajo e InmigraciĂłn.

AsĂ­, mientras en julio de 2006 la cifra de desempleados era de 17.034, en el mismo mes del presente ejercicio, el nĂşmero se eleva hasta los 27.982 parados, contando con que la ĂŠpoca estival siempre es mĂĄs benĂŠvola con el desempleo por el aumento de los contratos en el sector servicios y la hostelerĂ­a, aunque sean de carĂĄcter temporal.

La tendencia del paro en el mes de julio del periodo 2006-2011 es muy cambiante, porque de los 17.034 habitantes sin trabajo se pasa a los 16.660 del aĂąo 2007, con un descenso, para en 2008 volver a aumentar hasta los 18.550, coincidiendo con los primero y leves efectos de la crisis econĂłmica.

De este modo, en el mes de julio de 2009 la cifra de parados se disparĂł hasta los 24.793 y siguiĂł esa tendencia hasta los 28.370 desempleados del pasado ejercicio 2010, cota mĂĄs elevado de todos los aĂąos analizados. En la actualidad, en julio de 2011, la cifra de personas sin empleo en la provincia asciende a 27.982, con un descenso de casi 400 en relaciĂłn al ejercicio anterior.

El paro en los hombres se dispara
Por otro lado, dentro del anĂĄlisis de la cifra de desempleados, existe otro dato que llama la atenciĂłn, y es el que se refiere a la evoluciĂłn de la cifra de hombres en paro, con una tendencia que se dispara entre 2006 y 2011. AsĂ­, y mientras en el primer aĂąo analizado el nĂşmero era de 5.348 hombres sin trabajo, en el mes de julio de 2011, la cifra se dispara hasta los 12.337, casi 7.000 mĂĄs.

Este anĂĄlisis sigue una evoluciĂłn similar el de los datos generales, porque en 2007, el nĂşmero de hombres parados fue de 5.127, para pasar a los 6.845 de 2008 y a los 10.286 de 2009. En 2010, tambiĂŠn se produjo un aumento hasta los 12.421 parados.

Por su parte, en cuanto a las mujeres, el aumento es mĂĄs moderado pero no por ello menos preocupante, puesto que la tasa de paro aumenta de las 11.686 desempleadas de 2006 a las 15.645 del mes de julio de 2011, con una tendencia similar al cĂłmputo general de parados y al desempleo en los hombres. AsĂ­, en el mes de julio de 2007 habĂ­a 11.533 paradas, por las 11.145 de 2008 o las 14.507 de 2009. Un aĂąo mĂĄs tarde, en 2010, la cifra aumentĂł hasta las 15.949 para descender hasta la cifra actual.

Por Ăşltimo, hay que destacar que los datos, que hacen referencia al cĂłmputo general de la provincia, marcaban en julio de 2006 el doble de mujeres paradas que hombres, mientras que en la actualidad esa tendencia se ha acortado debido al mayor aumento del desempleo entre los varones salmantinos.