Actualizado 05:35 CET Versión escritorio
Salamanca

La CHD mantiene que la mejor opción es derribar la pesquera de Tejares

MUNICIPAL

El organismo de cuenca asegura que no tiene competencia para haber mantenido el dique y que se rompió por falta de conservación. Acepta su preservación por motivos culturales si paga otra institución.

Publicado el 11.09.2018

La CHD ha reiterado su postura sobre la pesquera de Tejares, justo ahora que está al fin en marcha la obra para su reparación después de tres años de tira y afloja con el Ayuntamiento de Salamanca. El organismo de cuenca explica en una contundente respuesta parlamentaria su postura sobre la conservación del dique del Tormes a su paso por el barrio salmantino, aunque su planteamiento no es ninguna sorpresa: tras el derrumbe de parte del azud, ya dijo que lo mejor era derribarlo por completo y así se lo propuso al consistorio, algo que el alcalde estuvo a punto de aceptar. La postura de la CHD se resume en que no tiene responsabilidad ni competencia para haber mantenido la pesquera, que lo mejor es tirarla y que, si acaso, se puede conservar por motivos culturales

 

En una respuesta a pregunta del diputado salmantino David Serrada, la CHD empieza por explicar que no tiene ninguna competencia en la conservación de esta pesquera y que, por tanto, no ha hecho ningún tipo de inversión para mantenerla "ya que dentro de las competencias de las Confederaciones Hidrográficas no se encuentra la conservación de las infraestructuras adscritas a las concesiones de particulares".

 

El motivo de fondo es que la pesquera estaba adscrita a un antiguo aprovechamiento de aguas del río Tormes con destino a usos industriales. La concesión data de hace más de un siglo, del año1882 según la CHD, pero es evidente que hace mucho tiempo que ese aprovechamiento no se hace. Por otra parte, la CHD considera que la rotura se debe a una falta continuada de conservación/restauración por parte de esa concesionaria que ya no existe.

 

Lo más contundente es su postura sobre qué hacer con la pesquera. "Al tratarse de una infraestructura muy deteriorada que no tiene ningún uso o derecho concesional asociado y que supone un obstáculo a la continuidad longitudinal del río, de acuerdo con la Normativa del Plan Hidrológico del Duero, la opción más aconsejable es su total eliminación, contribuyendo de esta manera a la mejora del estado ecológico de esta masa de agua, obligación de la actual normativa europea en materia de aguas. Desde el punto de vista de los indicadores de calidad hidromorfológicos supone una mejora del estado ecológico de la masa de agua", asegura.

 

"Solamente se puede justificar la conservación de azud desde el punto de vista patrimonial y cultural -su actual reparación, así como las tareas de conservación, restauración y futuras reparaciones (previsibles ante su progresiva degradación) que deban ejecutarse-, si se asume por entidades públicas (ya sean locales, autonómicas o estatales) o privadas, con competencias o interés en la conservación del patrimonio histórico y/o cultural", termina. Esta es la vía por la que se ha optado finalmente, al asumir esta responsabilidad el ayuntamiento, con la cesión del lugar por parte de la CHD, en aras de conservar un lugar al que hay referencias históricas y literarias de importancia. Además de su limpieza, el proyecto contempla convertir el lugar en zona de ocio con un pantalán y un mirador.

COMENTARComentarios